Bolsamania

Mercedes Clase S Cabriolet, una nueva referencia de lujo

Mercedes Clase S cabriolet

La nueva versión del Cabriolet Clase S fue desvelada incluso antes de la apertura del Salón Internacional de Frankfurt. Pero esta versión permite a Mercedes confirmar que es el mejor conocedor en el campo del lujo.

Un confort incomparable para un Cabriolet

La versión de este modelo presenta muchas funciones concebidas para aumentar la comodidad del pasajero y del conductor, a imagen del sistema “Airscarf” que expulsa aire caliente en la nuca de los pasajeros, unas ventanas de doble acristalamiento y unos deflectores de vientos y de ruidos integrados.

“Cuarenta y cuatro años más tarde, estamos orgullosos de ofrecer de nuevo a nuestros clientes una versión descapotable del Clase S. El vehículo simboliza la pasión de la marca por la movilidad individual, intemporal y exclusiva”, declara un miembro del grupo Daimler punto

Igual que el Clase S Coupé

El Mercedes Clase S Cabriolet se basa en el Clase S Coupé, pero abandona el techo fijo reemplazado por una capota retráctil. El descapotable ha sido pensado utilizando aluminio ligero y resistente, y magnesio con el fin de limitar el aumento de peso debido al aumento obligatorio de la rigidez de la caja y garantizar su estabilidad en carretera. El suelo también ha sido revisado con el fin de aportar mayor aerodinamismo para que el rendimiento del vehículo esté al mismo nivel que el coupé, con la capota abierta o cerrada.

Hacer sombra a Bentley y Rolls Royce

El coche posee una tecnología puntera en cuanto a seguridad, rendimiento y confort. Un techo compuesto de tres capas optimizadas para la insonorización, un sistema de climatización capaz de regular automáticamente la temperatura esté la capota abierta o cerrada, gracias a unos sensores disimulados en el coche y que filtran los olores exteriores.

585 caballos para la versión S63 AMG

Al igual que el modelo S 500 que dispone de un motor V8 de 455 caballos, Mercedes introduce una versión más deportiva, el S63 AMG. Este último presenta un motor V8 biturbo de 585 caballos, pasando de 0 a 100 km/hora en 3,9 segundos, y estará equipado con un freno de cerámica para que el vehículo se detenga tan rápido cómo corre.

Foto – Carmagazine