Bolsamania

Mazzanti Evantra Millecavalli, la maravilla italiana

Hay que reconocerlo: en eso de diseñar deportivos potentes y elegantes, los italianos son unos verdaderos maestros. Y aquí traemos, una vez más, la demostración: el Mazzanti Evantra Millecavalli fabricado en la Toscana y del que solamente se van a producir 25 unidades.

Pero antes de seguir expliquemos un poco la historia de esta exclusiva marca: Luca Mazzanti nació en la ciudad de Pistoia en 1974. Hijo de un mecánico especializado en vehículos de competición, ya desde niño cultivó su sueño de construir coches rápidos y bonitos. Así, al cumplir los 26 años, decidió fundar su propia marca y en 2005 presentó en sociedad un modelo único, el Antas, al que seguiría más adelante el más conocido Evantra. Pero es ahora cuando Luca Mazzanti alcanza su obra cumbre, un hypercar extremo capaz de competir con la aristocracia de los superdeportivos. Su poderoso motor V8 y su denominación (Millecavalli) lo dicen todo.

Así es: Millecavalli significa exactamente 1000 CV de potencia, cifra proporcionada por la combinación de su motor doble turbo 7,2 litros y un ligero peso de sólo 1.300 kg. Esto permite al Mazzanti Evantra Millecavalli pasar de 0 a 100 km/h en sólo 2,7 segundos y alcanzar los 400 km/h.

No menos destacado es el capítulo del diseño aerodinámico. El alerón trasero “biplano” tiene una gran importancia en esta estructura, imprescindible para garantizar un agarre efectivo incluso cuando el coche vuela a más de 400 km/h. Este sistema, inspirado en la Fórmula 1, extrae por la fuerza el aire caliente del compartimiento del motor gracias a dos ventiladores diseñados específicamente que dirigen el flujo directamente sobre el alerón.

El rendimiento del Mazzanti Evantra Millecavalli se transfiere al asfalto gracias a los neumáticos de alto rendimiento Pirelli Trophy R, asegurados por un sistema de frenos con pinzas Brembo de carbono-cerámica.

Cabe mencionar también la exquisitez de los interiores, que acentúan la exclusividad de este modelo con numerosas opciones de personalización, en las que se incluyen tapicerías exóticas y materiales tan caros como raros. Eso ayuda a entender que el precio base de cada una de estas 25 maravillas italianas se vaya a nada menos que 915.000 euros.

Fotos – Corriere della Sera