Bolsamania

Los pájaros prefieren los coches rojos

cacas de pájaro

Sabíamos que según las estadísticas que manejan las compañías de seguros los coches de color rojo son más propensos a sufrir accidentes. Ahora además, serían propensos también a recibir los “regalitos” que los pájaros nos dejan de vez en cuando sobre el capó.  Eso es al menos lo que revela un informe publicado por el diario on line estadounidense The Huffington Post.

Sí, se trata de un tema un tanto escatológico pero que todos los propietarios de vehículos han sufrido en alguna ocasión, sobre todo los que aparcan sus coches en las ciudades donde vuelan bandadas de gorriones, estorninos y otras aves adaptadas a vivir en entornos urbanos.

“Birds poop on red cars most”

En la delegación británica de The Huffington Post se preguntaron si el color de un vehículo podría influir en la elección de los pájaros para lanzar sus excrementos sobre él. El experimento se desarrolló en 1.100 coches de cinco ciudades de Inglaterra. Los resultados revelaron que los pájaros defecaron mayoritariamente sobre los coches rojos, el 18% del total.

pajaros ciudadEl mismo informe reveló que los coches verdes son los menos atractivos para los pájaros a la hora de “hacer sus cosas”. Parece ser, según explican los ornitólogos, que estos animales perciben el color rojo como una amenaza y el hecho de “hacer caca” sobre ellos es una reacción instintiva de defensa.

Así que el titular fue éste: Birds poop on red cars most, aunque hay serias dudas sobre la credibilidad del método científico empleado para realizar este estudio.

Por ejemplo: ¿se contabilizaron los coches que fueron limpiados inmediatamente por sus propietarios? ¿Se tuvo en cuenta el lugar de estacionamiento de los vehículos? Porque está claro que si aparcamos cerca de un parque con muchos árboles tenemos más opciones de encontrarnos con manchas en el capó o el parabrisas.

Independientemente de que el color rojo sea más susceptible de ser bombardeado por las cacas de pájaros (cosa que no parece demostrada cien por cien en este curioso estudio), una cosa sí está clara: los excrementos de pájaro tienen componentes corrosivos que dañan la pintura y pueden llegar incluso a pudrir la chapa. No se trata de una simple cuestión estética, sino de un peligro real para la salud de nuestros vehículos.

Fotos – Huffington Post