Bolsamania

Los coches de James Bond: Bentley Mark IV

Desde Rusia con Amor es la segunda película de James Bond (1963) y es considerada por muchos la mejor de la saga, en ella el agente secreto debe encontrar una máquina que descifra los más complejos sistemas de comunicación. Entre ligue y ligue podemos apreciar el Bentley Mark IV, el coche favorito de Ian Fleming, el autor de las novelas de James Bond, coche que si bien 007 no llega a conducir (aparece en un picnic) si reclama su protagonismo ya que uno de sus “gadgets”, ni más ni menos que un teléfono en el coche.

Anunciado en 1946  y producido hasta 1952 también fue tanto el primer coche de Rolls-Royce completamente de acero, y el primer coche completamente montado y acabado en su fábrica.

El motor que utiliza es un 4.3l de potencia desconocida ya que Rolls Royce no daba a conocer ese dato y contaba con un cambio de 4 marchas, esto le llevaba a alcanzar los 160Km/h y una aceleracion de 0 a 100 en algo más de 15 segundos. Su consumo rondaba los 17 litros a los 100 y el precio rondaba los 4.500 libras, parte de la culpa de su elevado precio es que después de la segunda guerra mundial, la producción de acero industrial estaba muy limitada.