Bolsamania

Los coches de James Bond: Aston Martin DB5

Continuamos con nuestro especial sobre los coches del agente 007, Goldfinger es la tercera película de James Bond y la que finalmente marca el estilo de toda la saga. Lo tiene todo, exóticos paisajes, chicas bond entre las que destaca Pussy Galore, el malvado Auric Goldfinger, gadgets de alta tecnología y el legendario Aston Martin DB5 (que utilizaría en más películas, como en la última Skyfall) con repleto de armas ocultas y con asiento expulsable.

Lanzado en 1963, fue una evolución de la serie final de DB4. La serie DB fue nombrado en honor de David Brown (el jefe de Aston Martin desde 1947 hasta 1972).

Las especificaciones técnicas son sorprendentes para la época:

  • Motor: 3.995 cc, 6 cilindros en línea
  • Potencia: 282 CV (210 kW) a 5.500 rpm
  • Par: 390 Nm a 3.850 rpm
  • Peso: 1.502 kg
  • Velocidad máxima: 230 km / h
  • Aceleración de 0 a 100 en 8 segundos

El coche utilizado en la película fue el original prototipo DB5, con otra unidad más utilizado por los especialista. Para promocionar la película, los dos DB5 fueron exhibidos en la Feria 1964 Mundial de Nueva York , y fue bautizado como “el coche más famoso del mundo”. El primer prototipo DB5 utilizado en Goldfinger con el número de chasis DP/216/1 fue robado en 1997  y en la actualidad se encuentra en paradero desconocido.

Dentro del universo de James Bond, el mismo coche (matrícula BMT 216A) se utilizó de nuevo en la siguiente película, Operación Trueno , un año más tarde. Un diferente Aston Martin DB5 (registro BMT 214A) se utilizó en la película de Bond 1995, GoldenEye , en el que se utilizaron tres DB5s diferentes. Otro DB5 apareció en Casino Royale (2006), esta vez con matrícula de las Bahamas y volante a la izquierda (en las versiones inglesas anteriores habían sido volante a la derecha) y su última aparición la tiene en Skyfall (2012)

El 1 de Junio de 2010 el coche original de Goldfinger el DB5 fue vendido en una subasta por 2.600.000 libras esterlinas.

Aquí podéis verle en Goldeneye “picándose” con un Ferrari 355

Y para terminar tenemos la review que hicieron en Top Gear, incluyendo la habitual vuelta de Stig