Bolsamania

La Guardia Civil vende sus vehículos viejos a precio de saldo

coches-guardia-civil_2

La Dirección General de la Guardia Civil se deshará de una flota de casi 500 vehículos entre los que se encuentran turismos, 4×4, motocicletas y incluso blindados, todos ellos dados de baja debido a su antigüedad, kilometraje y encarecimiento de las reparaciones y que han dejado de ser operativos para el servicio que venían prestando en las distintas unidades donde están destinados.

El precio de venta es casi simbólico y oscila entre los 25 y 30 euros en los que están tasadas las motocicletas y los 630 de los todo terrenos. Eso sí, los particulares o empresas interesados en este material no podrán hacerse con vehículos sueltos, sino que deberán presentar una oferta por un lote completode los 10 en los que se agrupan estos bienes.

Entre las unidades que la Guardia Civil ha distribuido por lotes en función de su localización geográfica (Norte de la Península, Noroeste, Este, Centro, Sur, Ceuta, Melilla, Islas Baleares e Islas Canarias) aparecen gran cantidad de todoterrenos (mayormente Nissan Terrano II y Nissan X Trail 2.2 DCI) con un valor estimado de 630 euros, así como numerosos turismos de diferentes marcas tasados en 105 euros y motocicletas que no superan los 30. Bajo la denominación de “otros vehículos” hay unidades cuyo valor varía entre los 100 y los 500 euros. El lote número 10 consta exclusivamente de vehículos  todoterrenos blindados, concretamente 13 Nissan Patrol, de las unidades de Bilbao, Guipúzcoa y Logroño, valorados también en 630 euros. Sin embargo, el precio final de la adjudicación dependerá de la mejor oferta presentada, que no está sujeta a un precio mínimo. Los interesados podrán comprobar el estado del material en los respectivos destacamentos de Automovilismo de las unidades de la Guardia Civil, donde permanecerá hasta que finalice el plazo de presentación de ofertas, el próximo día 22 de abril.

Al estar 24 horas funcionando en muy poco tiempo se hacen muchos kilómetros, de forma que es muy común encontrar vehículos que incluso sobrepasan los 400.000 km, con el consecuente riesgo para los propios agentes y el perjuicio para el servicio.

En Lugo se ha retirado recientemente uno que había realizado 700.000 kilómetros, según ha sabido Vozpópuli. “Con coches con tantísimos kilómetros nos las vemos y nos las deseamos para realizar una persecución”. Además, el hecho de que los coches del Instituto Armado puedan pasar la ITV en centros de las Fuerzas Armadas supone “un perjuicio más que un beneficio”, ya que “abren bastante la mano”, según la AUGC.