Bolsamania

Kovalainen: “No sé cómo he podido cometer tantos errores”

Una de las grandes decepciones de esta recta final del Mundial de Fórmula Uno ha sido Heikki Kovalainen. El piloto finlandés tuvo la difícil prueba de sustituir a Kimi Räikkönen en Lotus en las dos últimas carreras del campeonato y los resultados no han sido los esperados. De hecho, el corredor nórdico no ha conseguido ni un solo punto. Este es su balance: “Fue una gran oportunidad. El coche era muy bueno, pero yo no pude sacar el máximo del paquete en ningún momento. Fue mucho más difícil de lo que podría haber imaginado de antemano. No entiendo cómo he podido cometer tantos errores. Tal vez fue la falta de la rutina, o el largo período de descanso de la competición“.

kova

Y es que sustituir a Kimi no es una tarea sencilla. Era un reto que tenía que aceptar, pero tal vez le haya venido incluso peor. Ahora quedan cuatro equipos que todavía pueden ficharlo: Caterham, Marussia, Sauber y Force India. De momento, ninguno de ellos ha dado un paso al frente y Kovalainen lo único que puede hacer es mostrarse realista al respecto: “Al principio no estaba corriendo en nada, y luego, cuando finalmente lo hice, no lo hice bien. Después de todo, este fue un mal año“. En cualquier caso, ahora también cobra mucha importancia el respaldo económico que pueda tener el finlandés. Ya sabemos que hoy en día importa más el dinero que el talento y por ahí podría encontrar una oportunidad.

Sea como fuere, parece que Caterham es su opción más viable, teniendo en cuenta la situación de los demás equipos. Otro de los puntos que están a favor de Kovalainen es su experiencia. En algunas escuderías de corte medio bajo, este perfil es precisamente el que se requiere para rascar algún punto durante la temporada. Kovalainen lo tiene claro: “Si alguien me quiere contratar, voy a tener que estar mucho, mucho más preparado para conducir en carrera”. El finlandés es uno de los muchos casos de piloto contrastado que aún está sin equipo. Y es que cada vez resulta más complicado hacerse un hueco en el ‘Gran Circo’ de la Fórmula Uno. Se han de dar muchas circunstancias y, sobre todo, cobra especial relevancia la cuestión monetaria. Puede parecer injusto (y de hecho lo es), pero este deporte se ha convertido en un negocio. Tendría que ser de otra manera, pero desgraciadamente esto es lo que hay.