Bolsamania

Felipe Massa en la cuerda floja

Felipe_Massa

La posición del piloto brasileño en Ferrari no es la ideal en estos momentos. Su contrato finaliza a final de esta temporada y sus últimas actuaciones están siendo bastante decepcionantes.

Sin ir más lejos en el pasado Gran Premio de Alemania abandonó en la cuarta vuelta al sufrir un trompo y calarse el coche posteriormente. En los cuatro últimos Grandes Premios tan sólo ha sumado 12 puntos, un octavo puesto en Canadá y un sexto en Gran Bretaña, abandonando en Mónaco y Alemania. Pocos puntos para que su equipo luche por el Campeonato del Mundo de Constructores, que se está decantando hacia Red Bull.

En unas declaraciones al periódico O Estado de Sao Paulo analiza su incidente en Nürburgring: “Soy lo suficientemente serio como para decir que el equipo no vio nada mal con el coche. Lo más importante es que, en cuanto a rendimiento, estaba haciendo un gran trabajo este fin de semana, y eso es lo que importa para la próxima carrera”.

Asumiendo su error en el Gran Premio de Alemania no sabe si tendrá incidencia en su futuro con Ferrari: “No tengo ni idea de si esto pondrá en riesgo mi futuro. Lo único que puedo decir es que no estoy contento con lo que pasó en Nürburgring”.

Por su parte desde su equipo muestran confianza en la labor del piloto brasileño. Stefano Domenicali, jefe del equipo Ferrari, así lo ha manifestado: “Por supuesto. Siempre he dicho que nosotros creemos en él”. Aunque tampoco puede esconder que no están satisfechos con los resultados:  “Sí, hay momentos críticos, y por supuesto no estamos contentos con los resultados, pero tenemos que apoyar a Felipe porque el equipo está luchando por el Campeonato de Constructores. Él sabe que el equipo está detrás de él al 100 por cien”.

La realidad es que la situación de Felipe Massa es complicada, y ya comienzan a sonar los nombres de posibles sustitutos del brasileño para la próxima temporada. Dos que suenan con mucha fuerza son los de Nico Hülkenberg, piloto de Sauber, y Jules Bianchi, piloto de Marussia y miembro de la Academia de Pilotos de Ferrari.

La realidad es que en las últimas cuatro temporadas, tras el accidente sufrido en el Gran Premio de Hungría de 2009 cuando una pieza del coche de su compatriota Rubens Barrichello le golpeó violentamente en el casco, su rendimiento no ha sido demasiado bueno. Cero victorias y ocho podios es su escaso bagaje desde entonces. Si no consigue reconducir su rendimiento esta temporada podría tener las horas contadas en Ferrari.