Bolsamania

Fascinación Honda NSX ayer y hoy

official-honda-nsx-site-hd-wallpaper-1

Tan solo pocos coches deportivos tienen una historia tan fascinante como el Honda NSX. Tras muchos devenires finalmente se va a fabricar una nueva línea del Honda. La leyenda de Ayrton Senna y la innovación tecnológica son padrinos del nuevo comienzo.

En la Detroit Motorshow a mediados de enero se le pudo ver por fin. Tras muchos bocados en diversas ferias de automóviles por todo el mundo por fin todas las dudas se han disipado. No hay duda pues la segunda generación del Honda NSX estaba prácticamente lista cuando la directiva del grupo la paró en el año 2009. Se dijo entonces que sin tecnologías alternativas de motorización no habría nueva generación. El resultado fue la vuelta al laboratorio.

Pero en la NAIAS de hace una pocas semanas en Detroit se pudo ver al fin el NSX bajo la marca de la filial de lujo americana Acura. Su premiere oficial la celebrará en el Salón de Ginebra. La fuerza motriz de éste 550 caballos potente superdeportivo proviene de un seis cilindros y tres motores elécctricos de los cuáles uno apoya la tracción trasera mientras que los otros dos estan ubicados en las ruedas delanteras. Con sus 4,47 metros de largo y sus 1,22 metros de alto es más largo y alto que su predecesor.

La motorización se conjunta con cuatro modos de conducción: Elektro, Sport, Sport+ y Track, el cambio doble es de nueve marchas. El precio rondará los 150.000 dólares por lo que será prácticamente el doble de caro que el pasado Honda NSX. Un precio que si se tiene en cuenta la oferta actual que es difícil de encontrar pues parece sensato. En subastas japonesas de deportivos los últimos modelos de mediados del año 2000 costaban fácil los 100.000 euros.

Un coche de leyenda

imagenes-de-Honda-NSX-en-HD8Al Honda NSX le acompañan más mitos y leyendas que a un Porsche 911, Lamborghini Countach o Ferrari 512 BB. A la competencia en Stuttgart o Maranello le temblarón las piernas cuando salió al mercado a principios de los 90. Un coche a ras del suelo, motor a media altura, vías anchas y mucha construcción ligera con tecnología de carreras hicierno que el NSX fuera un coche que ofrecería más tecnología que ningún otro coche de serie. A día de hoy el 4,43 metros de largo NSX de entonces es un coche que se puede dejar ver. Impresiona la ligereza con la que el japonés-senior se pone en marcha. El V6 esta inmediatamente dispuesto, tres litos de cilindrada y 274 caballos de potencia garantizan suficiente fuerza.

El NSX fue desde el principio una delicatesse desde el punto de vista técnico. Tenía una carrocería compleja de aluminio y después como primer coche de serie una regulación eléctronica de la mariposa. Pero no obstante es un coche que solo está feliz en trazados rectlíneos, en curvas cerradas o un terreno irregular no es lo suyo. Para ello el japonés ofrece un confort de conducción auténtico y calidad para trayectos largos.

Todo comenzó en 1986

Allá por el 1986 comenzó el desarrollo del NSX. Por áquel entonces las directrices ya eran claras, el coche debía de ser mejor que un Ferrari. Los ingenieros estuvieron trabajando cuatro años hasta que finalmente en 1990 se obtuvo el primer prototipo. Primero se le probó en diversas pistas de carreras asiáticas hasta que la última prueba fue la pista alemana del Nürburgring. Por áquel entonces el piloto de pruebas fue nada menos que el legendario piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna que conducía un McLaren con motor Honda. Tras unas pocas vueltas en la maravilla japonesa, Senna dio luz verde. Dijo: “es rápido el NSX, muy rápido pero demasiado blando”. Pero debido a la carrocería de aluminio no se podía cambiar mucho en el NSX. De esta manera el cupé de motor medio se fabricó tal cuál.