Bolsamania

Eric Boullier: “No se pueden congelar las reglas”

F

El director de carreras de McLaren, Eric Boullier, ha realizado un alegato a favor de la descongelación de las reglas en torno a los motores, para así poder acercarse a Mercedes: “Hacer algo que aumente los gastos no es a lo que queremos llegar. Pero es una competición y podemos cambiar los coches tanto como queramos. Dentro de las reglas, creo que los motores se deberían congelar una vez que cada fabricante haya podido desarrollar su motor. Si no le permites eso a la competición, entonces va contra el espíritu del deporte“.

Por eso, el director de carreras del equipo británico ha esgrimido que la descongelación serviría para que Mercedes no se convierta en el dominado absoluto del Mundial de Fórmula Uno: “Se beneficiaron del hecho de que hicieron muy buen trabajo y de que las reglas están bloqueadas con los motores congelados. La mayoría de sus ventajas vienen de la unidad de potencia y seguirán teniéndolas un par de años hasta que todo el mundo les iguale en términos de desarrollo. De esto se están beneficiando y si se produjera una descongelación en las reglas del motor, verías cómo algunos les alcanzan“. Lo cierto es que la nueva escudería de Fernando Alonso tiene una dosis importante de razón en los argumentos que utilizan, ya que lo peor para el deporte de las cuatro ruedas es que esté completamente descompensado. Al aficionado no le alcanza con un emocionante duelo entre dos pilotos del mismo equipo.

Por otra parte, Jean Todt también se ha posicionado a este respecto:  “¿Qué puedo hacer? Tenemos ciertos procesos de toma de decisiones que no podemos cambiar.Eso es la democracia. La congelación sólo tiene sentido si los motores están a un nivel parecido. Por otro lado, no podemos ahora castigar Mercedes porque hicieran un buen trabajo. No le hacemos ningún favor al deporte con este tipo de debates“. Hay quien teme, incluso, por el futuro de la Fórmula Uno. No es ningún secreto que el de las cuatro ruedas es uno de los deportes más caros del mundo y, si si las audiencias siguen disminuyendo, su rentabilidad quedaría en duda. La Federación Internacional de Automovilismo ha intentado que eso no ocurra con algunas medidas un tanto polémicas, como la doble puntuación en la última carrera. Como hemos repetido en varias ocasiones, eso no ayuda a que la emoción crezca si el resto de campeonato ha sido tan desigual. Se necesitan reglas que de verdad favorezcan el equilibrio y la igualdad en la competición.