Bolsamania

El sistema de recuperación de energía en la frenada – KERS –

Según el fabricante este sistema tiene una denominación u otra, BMW lo llama Sistema “Brake Energy Regeneration” y Audi sencillamente Recuperación. Pero el principio de aplicación es el mismo. Se trata de la transformación de la energía de movimiento cinética en energía eléctrica en el momento de la frenada. El motor eléctrico de tracción se convierte en un generador de energía almacenando la energía en un sistema para ello provisto que en caso de los coches suele ser la misma batería.

Los sistemas de alimentación se convierten en sistemas de suministro. Es importante mencionar que éste sistema de freno regenerativo o sistema de recuperación de la energía en la frenada es muy efectivo a velocidades bajas. Por otro lado no es sustitutivo de los frenos convencionales de disco y tambor en los vehículos u en cualquier otro elemento en movimiento.

Ya a comienzos de la historia de los trenes eléctricos se equiparon estas máquinas con frenos regenerativos. Al frenar los motores se convierten en generadores que funcionan con corriente alterna y por conexiones complejas se vuelve a transferir al transformador y después al sistema eléctrico. Con esta tecnología, se recuperaba inicialmente solo un cinco por ciento de la energía consumida y la fuerza de frenado era inestable y floja.

Los vehículos modernos equipados con convertidores de tracción son mucho más eficaces en la recuperación de energía. Vehículos con tracción híbrida o eléctrica son adecuados para el empleo de frenos regenerativos. Transmiten la energía de la frenada a los acumuladores, al volante de inercia o a condensadores de doble capa.

Desde el año 2009 se aplica una variante del sistema de recuperación de energía en la frenada para la Formula 1. Se le denomina KERS (Kinetic Energy Recovery System, sistema de recuperación de energía cinética). Es una tecnología que por un lado reduce costos y por otro facilita los adelantamientos ya que provee con potencia momentánea al motor. La energía emitida durante una frenada se acumula en el volante de inercia y con la aceleración posterior se consigue un incremento de potencia de hasta 81 caballos en apenas 6,67 segundos.

BMW ha introducido en la gama Efficient Dynamics en al año 2007 un sistema de recuperación de energía durante la frenada. Tanto en sus vehículos diesel como gasolina. Pero realmente no se trata aquí de un sistema habitual de freno regenerativo, pues la energía solo se gana cuando el motor actúa como freno.

Volvo es otra empresa que ha hecho suyo en 2011 un propio sistema KERS de cara a montarlo en sus coches de calle.

Pero es Toyota la empresa que más tiempo lleva comercializando los frenos regenerativos. Primero en 1997 fue en el modelo Prius y posteriormente en 2012 es el modelo Auris Híbrido HSD que lleva éste tipo de sistema de recuperación de energía en la frenada.