Bolsamania

El director de Marussia: “Debería recompensarse la habilidad y no al dinero”

lowdon

El director deportivo de Marussia, Graeme Lowdon, ha abierto de nuevo un debate que lleva varios años vigentes en el mundo de la Fórmula Uno. De un tiempo a esta parte, da la sensación de que lo que prima, aún por encima del talento o del esfuerzo, es el dinero. Hemos dicho esto muchas veces, y es que la Fórmula 1 debería ser una prueba de habilidades y no de respaldo financiero. Por tanto, las personas que lleguen con la solución más hábil , ya sea la habilidad en el diseño del coche, el funcionamiento del coche, la estrategia, la habilidad del piloto , sea lo que sea, la habilidad debe ser recompensada y no la fortaleza financiera. reivindicó en declaraciones recogidas por el portal británico ‘Autosport’.

Y es que los equipos más humildes de la parrilla están en una situación harto delicada. Ya hemos visto, por ejemplo, cómo Caterham no tiene posibilidad de pagar un sueldo al piloto Kobayashi. Con lo cual se confirma la teoría que apunta al dinero como prioridad única a la hora de realizar un fichaje. También hemos visto, en los últimos meses, cómo Pastor Maldonado no ha tenido ningún problema en fichar por Lotus después de hacer una temporada más bien discreta, únicamente por su respaldo económico. Las regulaciones , independientemente de si son técnicas, deportivas o financieras , nuestra visión es que las regulaciones conduzcan hacia la paridad entre el frente de la parrilla y el fondo de la parrilla, eso)es bueno para el deporte y en definitiva bueno para los aficionados, al menos se seguiría recompensando al mejor equipo. El mejor equipo debe ser el más hábil y no el más rico“, agregó Lowdon.

Sin embargo, el director deportivo de Marussia se mostró esperanzado con la posibilidad de que las cosas cambien de forma progresiva: “Teniendo regulaciones que cubren las áreas técnicas, deportivas y financieras todavía puede ser compatible con un Campeonato que premia al equipo más hábil. Eso es importante, y es de esperar que esa es la dirección en la que las normas van a ir. Hemos tenido un cambio de reglas bastante grande aquí, que sin duda ha tenido un impacto financiero en todos los equipos, pero creo que tenemos que mirar a la normativa en su conjunto, y no aisladamente los financieros o los técnicos, o los deportivos”. Lo que está claro es que el camino no es el adecuado y los aficionados, que no son tontos, terminarán por darse cuenta de ello.