Bolsamania

Destapada una trama que pretendía profanar la tumba de Enzo Ferrari

En muchas ocasiones, la realidad supera la ficción. Y esta es una de ellas. Los restos mortales de Enzo Ferrari, el fundador de la marca de coches más famosa del mundo, siguen reposando en un cementerio la norte de la ciudad de Módena, no lejos de las instalaciones de Maranello. Sin embargo, un plan para profanar su tumba y robar sus restos estaba en marcha. Afortunadamente, la policía italiana intervino a tiempo.

Se trata de una historia rocambolesca, una más que sumar al largo anecdotario de la marca Ferrari. El plan había sido concebido por una organización criminal de Cerdeña: “secuestrar” los restos de Enzo Ferrari y pedir un cuantioso rescate a la familia.

Justo a tiempo

Afortunadamente, la policía italiana, que llevaba tiempo siguiendo los movimientos de esta organización vinculada al tráfico de drogas y de armas, había puesto en marcha un seguimiento de varios de los miembros de esta banda, los cuales incluso habían visitado varias veces el cementerio donde el patriarca de Ferrari había sido enterrado en 1988 para diseñar el “robo” y ultimar los detalles. Al parecer, el plan estaba muy avanzado.

Antes de que el asalto al mausoleo de los Ferrari llegara a ejecutarse, los carabinieri decidieron actuar y detener a 34 personas relacionadas de uno u otro modo con esta acción criminal. Más de 300 agentes han participado en un gran operativo desplegado en varios puntos del país. Al parecer, actuaron justo a tiempo para desbaratar los planes de estos malhechores, para alivio de la familia y también de los ferraristas de todo el mundo.

La figura de Enzo Ferrari sigue levantando pasiones: todo un personaje que ni siquiera después de muerto deja de generar noticias.

Ver también: Enzo Ferrari, la filosofía de un triunfador