Bolsamania

Coches raros: Honda Puyo

941f7dbce179f0c2266f918c32cbc285

Iniciamos hoy una serie de posts dedicados a repasar todos esos modelos de vehículo que podríamos incluir en la categoría de “coches raros”, diseños atrevidos, extravagantes o incluso absurdos que en muchas ocasiones no llegaron a ser comercializados. Un catálogo de rarezas que inauguramos con el Honda Puyo.

Este peculiar modelo fue presentado en el Tokyo Motor Show de 2007. Se trataba de un diseño urbano cuyo elemento más original y llamativo era su forma suave y sin costuras.

Un coche blandito como un peluche

El adjetivo “suave” no es gratuito: la carrocería del Honda Puyo está recubierta de una capa de un material blando, para no hacer demasiado daño en caso de chocar con otro coche o incluso con un peatón. Esta suavidad hace así honor a su nombre (Puyo es una palabra que en japonés se usa para designar a una mascota o un peluche). Un coche, por tanto, mullido y suave en su exterior. ¡Dan ganas de acariciarlo! 

Este material, llamado gel body, es fluorescente (¡brilla en la oscuridad!) y posee la capacidad de cambiar de color para informar al conductor del estado del vehículo en cada momento. Esta función camaleónica facilita una relación más íntima entre el usuario y su coche.

Pero hay más: en el interior, un joystick sustituye al tradicional volante. Cuenta también con un sistema de giro que dota a las ruedas de una maniobrabilidad de 360º, mientras que se puede abrir todo el lateral con su sistema de puertas en tijera. Su propulsión se realizaría mediante un motor eléctrico alimentado por hidrógeno, aunque es imposible valorar su rendimiento ya que el Honda Puyo jamás pasó a la fase de producción y no hay visos de que vaya a hacerlo en el futuro.

Fotos – Diario Motor