Bolsamania

Bugatti celebra la venta de las 450 unidades del Veyron



rg-geneva-bugatti-finale-1_653

Bugatti participa en la edición de 2015 del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, donde celebra la venta de la última unidad de su modelo Veyron, que contaba con una producción limitada a 450 unidades, según informó la empresa, que recordó que este vehículo se lanzó al mercado hace diez años.

rg-geneva-bugatti-finale-6_653

La compañía ha decidido conmemorar este hito con la presentación, en primicia mundial durante el Salón de Ginebra, de la versión Grand Sport Vitesse 16.4 ‘La Finale’ del Veyron, que supone la unidad número 450 y la última que se comercializará de este automóvil.

Bugatti indicó que del total de unidades comercializadas en todo el mundo de este vehículo, que tiene un precio medio de 2,3 millones de euros, 300 unidades correspondieron a la carrocería coupé, mientras que las 150 unidades restantes fueron versiones descapotables.

rg-geneva-bugatti-finale-7_653

El presidente de la firma automovilística, Wolfgang Dürheimer, afirmó que el Veyron es el superdeportivo de producción en serie más potente y rápido del mundo y señaló que éste es una referencia para el sector de la automoción.

“El Bugatti Veyron ha mostrado cómo nuestros ingenieros son capaces de alcanzar un nivel de excelencia técnica anteriormente inimaginable, a la vez que han abierto dimensiones completamente nuevas en el sector de la automoción”, añadió el máximo responsable de la filial del consorcio Volkswagen.

Según datos de la marca, el Veyron es capaz de alcanzar una velocidad máxima de más de 431 kilómetros por hora, gracias a que cuenta con un propulsor de gasolina que desarrolla una potencia de 1.000 caballos, lo que le permite pasar de cero a cien kilómetros por hora en un tiempo inferior a tres segundos.

La edición ‘La Finale’ del Veyron Grand Sport Vitesse equipa una motorización de gasolina de 8 litros de cilindrada que alcanza una potencia máxima de 1.200 caballos. Con esta mecánica, el vehículo es capaz de pasar de cero a cien en 2,6, así como alcanzar una velocidad tope de 410 kilómetros por hora.