Bolsamania

BMW Connected Drive: el reto de la interconectividad

top-stage-fullwidth-image.jpg.resource.1373901558047

BMW se ha puesto la digitalización por bandera. Con BMW “Connected Drive”, los de Munich dan el pistoletazo de salida a una ofensiva que con ayuda de una nube quiere hacerle la vida más fácil al conductor.

En temas interconectividad e infotainment BMW va a la vanguardia. Pero en el mundo digital, los tiempos son distintos. Quién a día de hoy es celebrado como marcador de tendencias, mañana puede encontrarse en un desguace de bits y bytes. Un ejemplo claro es el fabricante finlandés Nokia.

Éste plato amargo no deberá de pasar por boca de los alemanes. La digitalización juega un rol importante en la “Strategy Number One Next”. Para no descolgarse de los Apple y los Google, los de Munich aceleran y con “Connected Drive” dan el primer paso en éste mundo digital. El coche será un dispositivo smart en la vida del cliente, dice Dieter May, vicepresidente senior en servicios digitales.

De ésta manera se abre un nuevo tipo de focalización: el coche ya no es el centro de atención sino el cliente, sus rutinas personales y sobre todo su smartphone. Con éste, el conductor lleva consigo su perfil a todos los lugares. El coche aprenderá de las rutinas del conductor y le avisará mediante el terminal móvil cuándo es momento de partir. Aquí también entrarán en juego datos reales del estado del tráfico. Si las vías de circulación estan atascadas, llegará el aviso de cambiar al transporte público.

“No estamos interesados en recojer datos sino en integrar los servicios que el cliente viene utilizando” Para entrar en la rutina diaria y los planes del cliente, la aplicación de BMW se aprovisiona con los datos de aquella aplicaciones que el cliente ya viene utilizando como por ejemplo, Google Maps o Apple Maps así como también podría ser la aplicación de recomendación de restaurantes yelp.

También esta en planes una colaboración con Amazon Echo, una especie de Siri para el hogar.