Bolsamania

Bloodhouse SSC, el coche-cohete que alcanza los 1.600 km/h

Bloodhound-SSC

Considerada una maravilla tecnológica con un reactor y un motor de cohete, la construcción del Bloodhound SSC tiene como objetivo superar el récord mundial de velocidad en tierra. Este vehículo será pilotado por el actual poseedor de la marca planetaria en la actualidad, Andy Green, si es que la máquina se deja.

Y es que las siglas SSC significan precisamente Super Sonic Car, un coche que puede moverse por encima de la barrera del sonido. Hace falta realmente un piloto muy experimentado para domar a semejante fiera y salir vivo para contarlo.

Se trata de un proyecto que cuenta con la colaboración del Departamento Británico para las Universidades y la Ciencia que tiene como objetivo batir el récord de velocidad en tierra mundo y alcanzar el mareante registro de 1.600 kilómetros por hora, una cifra que marea solo de leerla.

Creado en el año 2008 por Richard Noble y Andy Green,  el Bloohound SSC se desarrollará y se pondrá a prueba a inicios de laño que viene con la ayuda de un equipo de ingenieros de renombre mundial. Pieza por pieza, este coche supersónico está tomando forma poco a poco en un almacén de más de dos mil metros cuadrados en el Reino Unido cuya ubicación no ha sido desvelada para mantener el más absoluto secreto.

La carrocería del Bloodhouse SSC está hecha a base de fibra de carbono y aluminio, todo montado sobre una estructura de acero. A primera vista se parece a una extraña fusión entre un coche de Fórmula 1 y un Concorde (de hecho este coche está inspirado en un 50% en la ingeniería de los deportes de motor y  50% en la industria aeroespacial).

Su longitud es de alrededor de 14 metros y su peso de 8 toneladas. Esta previsto que su motor a reacción Eurojet EJ 200 fabricado por Rolls-Royce desarrolle nada menos que 135.000 CV de potencia. Es necesario para que “vuele” más rápido que un Airbus A380 o una bala de revolver saliendo de su tambor. Una verdadera locura.

Fotos – Bloodhouse SSC