El fondo Fidelity compra más del 1% de Prosegur y supera el 5% del capital

Su anterior participación se situaba en el 3,962%

  • Controla más de 30 millones de acciones valoradas en 191 millones de euros
  • Otro fondo estadounidense, Oppenheimer, controla el 5,6% del capital
ep prosegur 20180119172504

Movimiento destacado del fondo estadounidense Fidelity en el capital de Prosegur. El gestor de activos ha elevado su participación en la compañía de seguridad hasta el 5,018% desde el anterior 3,962%, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La participación de Fidelity en Prosegur se articula a través de un paquete superior a 30 millones de acciones, con un valor de mercado (Prosegur cotiza en 6,18 euros) de 191 millones de euros. El porcentaje del 5% se alcanzó el pasado 17 de mayo, según consta en los registros del regulador.

Fidelity Investment Trust es un fondo estadounidense, aunque su notificación a la CNMV se realiza desde Dublín (Irlanda). Tras superar el 5% de Prosegur, se acerca a la participación del 5,66% del otro gran fondo estadounidense que es accionista de la empresa de seguridad, Oppenheimer.

El valor en bolsa de Prosegur es de 3.813 millones de euros. Sus acciones acumulan una caída cercana al 6% en los últimos tres meses, aunque en el último año se revalorizan un 5%. La accionista de control de la compañía es Helena Revoredo, que tiene una participación en el capital del 50,11%, valorada a precios de mercado en 1.900 millones de euros.

RESULTADOS DEL PRIMER TRIMESTRE

A principios de mayo, Prosegur presentó un beneficio de 45,8 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que supuso un 13,9% más que hace un año, cuando sus cuentas se vieron lastradas por la reestructuración societaria acometida para la salida a bolsa de su filial de gestión de efectivo, Prosegur Cash.

La cifra de negocio bajó el 5,5%, hasta 1.007,8 millones, lastrada por la depreciación de las divisas, así como por cambios en el perímetro de consolidación. Los ingresos de la actividad de seguridad bajaron un 5% (493,5 millones ), los de gestión de efectivo un 7,6% (449,5 millones) y los de alarmas repuntaron un 6,8% (64,8 millones). El resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró el 2,4% y se situó en 133,3 millones.