Publicidad

Las tablas IRPF 2012: como interpretarlas

La subida de impuestos en 2012 ha cambiado de arriba a abajo las tablas de IRPF de 2012, que sirven entre otras cosas para establecer las retenciones de IRPF en la nómina. La principal diferencia es que todas las clases pagarán más impuestos, además de establecer un nuevo tipo de gravamen para quienes más ganan. Las tablas de IRPF 2012 son la base de la planificación fiscal y sobre todo sobre las que se realiza el cálculo de las retenciones de IRPF en la nómina, es decir, el dinero que hacienda resta todos los meses al salario en previsión de los impuestos que después habrá que pagar. Las tablas de IRPF se establecen en tramos que varían en función de los ingresos del contribuyente. La nueva legislación, que tiene carácter excepción y se aplicará durante 2012 y 2013 modifica al alza los tramos fiscales. Dicho de otra forma, en 2013 habrá que pagar más impuestos vía declaración de la renta que en 2012. En concreto, se establecen siete tramos que se distribuyen de la siguiente forma:

Estos son los porcentajes de retenciones IRPF generales, pero que por fortuna no se aplican de forma directa sobre la nómina, sino sobre la base liquidable, que se calcula restando al salario algunas deducciones previstas por la ley y divididas en tres grupos que son los siguientes y que varían dependiendo de las circunstancias personales de cada ciudadano:

tabla-irpf-situacion-familiar

Por cada concepto deducible (hijos, cónyuge, etcétera) hay un importe deducible. De esta forma y por poner un ejemplo, no estará sujeto a las retenciones de IRPF quien, según la tabla anterior, tenga un hijo y sea soltero, viudo o divorciado, y tenga salarios hasta 13.662 euros. Al final, Hacienda tiene en cuenta la situación familiar de cada contribuyente a la hora de establecer el capital que detraerá todos los meses de su salario para el pago de lsos impuestos. A estas se pueden añadir apartados adicionales, de forma que, por ejemplo, quienes pagan una hipoteca pueden restar dos puntos porcentuales a la retención que se les practica todos los meses. Quienes deseen realizar cálculo más exactopueden ingresar a la web de la Agencia Tributaria, que todos los años publica un programa que ayuda a calcular las retenciones con sólo introducir unos datos básicos como salario y situación familiar. El de 2012 está disponible en este enlace. Por otro lado, es importante destacar que a principio de año debe informarse al empleador a través del Modelo 145 todas las deducciones que le corresponden, a fin que se calcule bien la retención de IRPF. Será responsabilidad de la empresa calcular de forma correcta las retenciones y será la propia compañía quien deba correr con los gastos de cualquier posible error. Por su parte, el empleado deberá informar puntualmente de cualquier camio que sea susceptible de alterar las retenciones, como el matrimonio o el nacimiento de un hijo.
Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...