Publicidad

Las plusvalías generadas el primer año tributarán al tipo de IRPF del contribuyente

Por sorpresa y sin previo aviso, el Gobierno ha introducido un importante cambio en los impuestos relacionados con las inversiones. Las plusvalías obtenidas en bolsa en el primer año tributarán al tipo marginal de IRPF del contribuyente, recuperando así la legislación existente en 2006.

El Gobierno continua con sus reformas fiscales y en esta ocasión tras subir el IVA le ha llegado el turno al IRPF y más concretamente a las inversiones en bolsa. La fiscalidad de las acciones cambia, según ha anunciado Mariano Rajoy, para recuperar el modelo existente en 2006 antes de reforma de 2007. En concreto, las plusvalías generadas en el primer año de tenencia de las acciones tributarán al tipo marginal de IRPF del contribuyente. Así, por ejemplo, un contribuyente tributa habitualmente al tipo marginal del 24% (actualmente 24,75% por el gravamen adicional del Gobierno), y genera plusvalías en un solo ejercicio tendrá que pagar un 24,75% por ellas en lugar del 21%. Conviene recordar que los tipos marginales de IRPF van del 24% al 45% en función de la renta obtenida por el contribuyente, si bien de forma transitoria y durante los dos próximos años serán del 24,75% al 52% por la subida del IRPF. Una vez superen el año de 'vida' en la cartera del inversor las plusvalías tributarán al gravamen actual, que establece los siguiente
tramos de IRPF para 2012 y 2013:
  • al 21% hasta 6.000 euros
  • al 24% por el resto hasta 24.000 euros
  • al 27% para cantidades superiores a 24.000 euros
La medida supone un duro golpe para los inversores a corto plazo que compran títulos y no los mantienen por lo menos durante un año en su cartera. De esta forma se pretende fomentar la inversión a largo plazo y el ahorro.
Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...