A pesar de la situación mundial provocada por el COVID-19, los planes de los organizadores del “raid más duro del planeta” no han cambiado y el Rally Dakar