Bolsamania

Suspenso en seguridad para los coches indios


Si hace unos días nos asombrábamos de los resultados de los coches más seguros de 2013, en los que el Qoros 3 Sedan, modelo fabricado en China, salía vencedor, hoy toca ver la otra cara de la moneda de los fabricantes asiáticos: India. El organismo independiente Global NCAP ha enfrentado a las pruebas de choque a seis coche que copan el 20% de las ventas del mercado indio, son resultados desastrosos.

Se han sometido a las versiones básicas de seis modelos fabricados en India a una serie de crash-tests con los mismos criterios y procedimientos que aplica Euro NCAP. Los resultados han sido muy negativos, incluso se podría decir que alarmantes: de seis solo uno ha superado las pruebas.

Resultados preocupantes

tataLos modelos sometidos a examen, que acaparan el 20% de la cuota del mercado de turismos indio, fueron los siguientes: el superventas Tata Nano, el Suzuki Maruti Alto 800, el Ford Figo (una versión india del Fiesta), Hyundai i10 y el Volkswagen Polo fabricado en el país, el único que ha logrado salir airoso de estas pruebas.

El dictamen de Global NCAP es demoledor: no solo califica los sistemas de seguridad pasiva de estos coches como “insuficientes o directamente inexistentes” sino que afirma que muchos de ellos cuentan con “estructuras débiles, incapaces de contener las fuerzas del impacto y afectando de forma severa al habitáculo”. Estas importantes carencias pueden provocar importantes daños a los ocupantes en caso de accidente.

También fueron testados los sistemas de retención infantil, que han revelado que muchos fabricantes indios ofrecen sillas que no son compatibles con sus coches. El caso del Tata Nano es el más clamoroso: solo dispone de cinturones traseros de dos puntos, lo cual hace imposible sujetar la sillita de forma segura.

Resultados preocupantes que deberían invitar a la reflexión a estas marcas, independientemente de donde produzcan y comercialicen sus modelos.

Fotos – KMPH