Bolsamania

Rolls Royce Phantom Drophead Coupé, el lujo en cada detalle

 Rolls-Royce

Inspirada en las proezas de Sir Malcolm Campbell que consiguió el récord mundial de velocidad acuática, esta nueva colección de descapotables realza el nivel de dominio y de cuidado en el mínimo detalle que distingue a los RollsRoyce del resto de fabricantes del mercado del lujo.

Una serie limitada a 35 ejemplares

El Phantom Drophead Coupé colección Waterspeed pertenece a una serie especial concebida a medida y del que sólo se fabricarán 35 ejemplares, y cada uno se beneficiará de un acabado especial “bleu Majeur”. Este color ha sido desarrollado en homenaje al Bluebird K3, el célebre barco de Campbell, propulsado por los motores Rolls-Royce que, el 2 de septiembre de 1937, alcanzó la velocidad máxima de 129,5 mph (208,41 km/h) sobre el lago Majeur, en la frontera italosuiza. Campbell estableció entonces un nuevo récord el mundo de velocidad acuática.

Nueve capas de pintura

Con su colección Waterspeed, parecería que Rolls-Royce también intenta establecer un récord. La pintura azul Majeur se aplica en nueve capas antes de ser pulida a mano, para garantizar una superficie perfecta antes de aplicar la última capa de laca de acabado. Pero eso no es todo. El maestro Rolls-Royce de la decoración pasa después cuatro horas para pintar los detalles y los motivos de pájaros azules.

Foto – Diariomotor