Bolsamania

Riversimple Rasa, el revolucionario coche británico de hidrógeno

El fabricante galés Riversimple acaba de presentar un coche que podría ser revolucionario: el Rasa es algo más que un pequeño deportivo eléctrico que también puede funcionar con hidrógeno, el que muchos llaman ya el combustible del futuro.

Este modelo (ya ha superado la etapa de prototipo) se basa en una pila de combustible que envía su energía a los cuatro motores eléctricos ubicados en cada una de las ruedas.


La revolución que prometen sus creadores va más allá del propio concepto de coche ecológico. Dejando de lado la cuestión estética, con unas líneas muy alejadas de lo que uno esperaría de un modelo made in UK, el Riversimple Rasa se va a comercializar a través de un curioso modelo de arrendamiento: 650 euros al mes, precio que incluye todas las reparaciones, seguros, gastos de combustible y otros servicios.

El nombre proviene de la expresión latina tabula rasa. Y es que este modelo quiere “empezar de cero” e inaugurar una nueva era de vehículos respetuosos con el medio ambiente.


Pero no todo es color de rosa: en el Reino Unido, donde se va a lanzar el Riversimple Rasa a modo de prueba antes de la conquista de otros mercados, sólo hay 14 estaciones de repostaje de hidrógeno. Los vehículos eléctricos son cada vez más numerosos pero el ritmo es lento.

El pequeño biplaza, de apenas 520 kg de peso gracias a la fibra de carbono, cuenta con un sistema de apertura de puertas estilo alas de gaviota. Alcanza los 100 km/h en diez segundos y posee una autonomía de 450 kilómetros.


Riversimple lleva más de 15 años trabajado en el Rasa. Se trata de la opera prima del fabricante de Gales. Ahora queda por ver si hay suficientes inversores para producir este modelo en serie.

Fotos – Riversimple