Bolsamania

Red Bull tropieza en la clasificación

Webber

La escudería austríaca ha tenido una nefasta sesión de clasificación, una de las peores que se le recuerda. Sebastian Vettel saldrá desde la novena posición de la parrilla después de sufrir una salida de pista en la Q3, mientras que Mark Webber lo tendrá todavía peor al quedarse sin combustible en la Q2, lo que le ha mandado al último lugar de la parrilla.

Como el que no se consuela es porque no quiere Sebastian Vettel ha manifestado que tienen la ventaja de poder elegir los neumáticos para mañana:  Obviamente estamos usando una estrategia diferente que las de los coches de delante. Si eso funciona o no, lo veremos mañana. Pero estoy confiado, hemos hecho lo correcto basándonos en los datos que tenemos. La de hoy ha sido una clasificación diferente, donde todo ha sucedido en los últimos minutos para todo el mundo. Ha sido muy silencioso al principio, y después todos estuvimos en una fila para empezar la vuelta cronometrada al mismo tiempo, que no ha sido un problema. Tenemos la ventaja de poder elegir los neumáticos para mañana, así que ya veremos”.

Por su parte Mark Webber se mostró decepcionado por lo ocurrido. Muchos ya apuntan a un posible boicot desde la misma escudería después de los incidentes de Malasia y los posteriores cruces de declaraciones. Webber no se ha querido pronunciar al respecto:  “Ha sido muy decepcionante. La Q1 nos fue bien, estuve cómodo en el coche y teníamos un buen plan para el resto de la sesión. En Q2 perdimos presión en el tanque de combustible, así que tuve que apagar el coche y no pude llegar al box, me vi obligado a parar en el circuito, y la calificación se acabó antes de que empezara de verdad. Necesitamos un poco de suerte ahora. No es la posición óptima para empezar la carrera, pero intentaremos sacar algo positivo de aquí”.

El jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, ha intentado explicar lo ocurrido en la sesión de clasificación: “Hoy hemos tenido una calificación frustrante para el equipo y para Mark (Webber). Desafortunadamente no se cumplió totalmente con la cantidad de gasolina necesaria para introducir al coche en la Q2. Eso se debió a un error con el tanque de combustible que significó dar menos de tres kilos de combustible. En la primera vuelta de Mark vimos pequeñas pérdidas de combustible en su coche, y finalmente se quedó seco, algo que obviamente es frustrante. Estamos investigando cómo sucedió el error. Es una lástima ya que claramente tenía ritmo para la Q3 hoy y la táctica consistía en seguir la misma estrategia con los dos pilotos. Como hemos visto este fin de semana, los neumáticos blandos han tenido una actuación muy buena a una vuelta, pero se degradan muy rápido así que tomamos la decisión de salir con las gomas más duras en la Q3. Eso significa que mañana Sebastian tendrá la libertad de decidir si empieza con un juego de ruedas nuevas, que debería ser muy interesante por la diferencia entre las estrategias diferentes”.