Bolsamania

Propuesta de reforma para pasar la ITV más a menudo

reparacion vehiculo cambio aceite itv
La ITV, que al fin y al cabo no deja de ser un impuesto más y sin utilidad alguna, también va a empobrecer un poco más al usuario de a pie. No sólo se trata una manera de recaudar más sino que además favorece a algunos a realizar ITV sin demasiada “ética”, como sucedió hace unos meses en Alcantarilla (Murcia) cuando la Guardia Civil detuvo a varios miembros de la ITV de Alcantarilla por fraude.

Estos miembros habían montado un negocio por el cual había coches que pasaban la ITV y jamás habían estado en las instalaciones de Alcantarilla, facilitando así que coches no aptos para conducir y de gran antigüedad siguiesen en circulación… o si pasaban por las instalaciones, se hacía la vista gorda.

No sé si van a eliminar la corrupción, pero lo que sí es va a modificar es la frecuencia. La primera medida es que si bien hasta ahora la primera ITV se pasaba a los 4 años y hasta los 10 años había que repasar una revisión bianual, eso va a cambiar. La primera ITV seguirá siendo a los 4 años, la segunda será a los 6 años y de ahí en adelante la revisión será anual en lugar de como antes que la revisión anual sólo se aplicaba a partir del décimo año.

Viéndolo con un sencillo ejemplo; en el año 2011 se matricularon un total de 808.059 turismos. Tomando como 45€ el precio medio de la ITV (muy variable según gasolina, diésel o la comunidad autónoma en la que pasemos la ITV) esto significa que de aquí a 2021 esos 808.059 turismos deberán pasar la ITV un total de 6 veces en lugar de las 4 veces como venía sucediendo hasta ahora. En cifras, pasaremos de gastarnos 180 euros a 270 euros en una revisión del vehículo (un aumento del 50%) que sólo tiene utilidad legal y aporta poco o nada a nuestro vehículo. Cuantificando este aumento de los impuestos, sólo para los turismos matriculados en 2011 esta medida supondrá aproximadamente unos 7 millones de euros.

coche con faro roto y capo destrozado

No obstante, las reformas no acaban aquí puesto que también aumentará la frecuencia de visita a la ITV por otro lado. A partir de ahora los vehículos que sufran un accidente y tengan daños graves, que afecten a las ruedas, suspensión, dirección, frenos o zonas de deformación también deberán pasar la ITV, así como aquellos vehículos que tengan componentes y sistemas de seguridad o de protección del medio ambiente que se hayan visto alterados o modificados.

Lamentablemente, esto no acaba aquí puesto que a partir de ahora también habrá un periodo de gracia para poder pasar la ITV, concretamente un mes antes desde la fecha en que hayamos pasado la ITV y hasta pasados dos meses desde que nos tocase la revisión. Lo único positivo de este paquete de medidas, que probablemente se aplique en breve, es que a partir de ahora se consignarán los kilómetros que haya recorrido el vehículo, muy útil para evitar que la gente manipule los kilómetros de un coche para su posterior venta.

Fuente: Motor Pasión