Bolsamania

Nuevo Clio RS, la bomba amarilla de Renault

 Renault

El Clio 4 de Renault tiene derecho a su versión deportiva. Bautizado con el nombre de Clio RS 200 EDC, tiene todos los elementos necesarios para seducir a los amantes de la conducción deportiva.

Podemos decir que Renault es un fabricante con dos caras. Por un lado, la firma del rombo lo tiene todo en la “marca de papá”, con unos modelos como el Scenic, el Espace, o el Laguna. Por otro lado, el nombre de Renault está asociado a un universo más deportivo.

Además de su presencia en el mundo de las carreras de coches, Renault ha hecho de sus coches deportivos su especialidad con una gama RS muy puntera. La última incorporación, el nuevo Clio RS, no podía salirse de la norma.

Un diseño conseguido a la imagen del Clio 4

El nuevo Clio RS 200 EDC se basa, evidentemente, en el último Clio 4. De entrada es una ventaja, ya que hay que reconocer que el diseño de este último modelo ha sido todo un éxito. Para su versión deportiva, el Clio hereda en cualquier caso, ciertas mejoras estéticas y muy simpáticas.

Citemos concretamente las máscaras de los faros negros con un ribeteado blanco, las dobles cánulas del tubo de escape, cuadradas y cromadas, o en opción, la inimitable carrocería amarilla Sirius, así como el Pack Cup con unas yantas de 18 pulgadas negras y brillantes, y los estribos de los frenos rojos.

Debajo del capó

Al lado de esto, este Clio RS alberga un motor 1.6 Turbo de 200 caballos y 240 Nm de par. Asociado a una caja de doble embrague EDC y con 6 velocidades, con paletas fijas en el volante, debería permitir a los amantes de la conducción deportiva vivir sensaciones increíbles.

En cuanto al consumo, Renault anuncia 6,3 L/100km en ciclo mixto y una emisiones de CO2 de 144g/km.

Foto – LeDauphine