Bolsamania

Nissan Chico, un juego de niños

Dirigido a un público objetivo muy específico, el Nissan Chico se presenta como un prototipo de lo más inusual, pensado exclusivamente para niños. A pesar de eso, se trata de un modelo que en realidad aspira a ser “serio y de verdad”. Al menos esas son las intenciones de su creador, el diseñador croata Giovanni Duc.

El nombre o engaña: el Nissan Chico es un vehículo totalmente autónomo diseñado para niños que tiene una apariencia muy poco convencional. La idea de Duc fue la de crear una solución para los padres que trabajan pero que también tienen hijos a los que llevar a la escuela. El Chico es completamente eléctrico y tiene un interior que encanta a los más pequeños de la casa.

En lugar de instalar un asiento tradicional, Duc ha diseñado uno especial de color amarillo brillante inspirado en los columpios. Este singular asiento está conectado al techo en lugar de ir fijado al suelo, como en los coches tradicionales. A medida que el Chico avanza, el asiento giratorio se balancea suavemente hacia adelante y hacia atrás. Las vibraciones generadas por el movimiento del asiento se convierten en energía eléctrica y se almacenan en un paquete de baterías en el techo del automóvil. Este poder luego se canaliza al tren motriz y a través del pavimento.

El Nissan Chico también incluye un pequeño asiento secundario en el otro lado de la cabina y un suelo lujoso donde los niños pueden sentarse y jugar, así como una pequeña rampa (o tobogán) donde los niños pequeños pueden arrastrarse para entrar y salir del vehículo. Y todo eso viene envuelto en un novedoso y lúdico exterior. Brillante.

Fotos – Nissan