Bolsamania

Neumáticos usados, ¿por qué no comprarlos?


La crisis económica ha afectado principalmente a los talleres de reparación de vehículos. En contra de lo que algunos pensaban, la gente no ha preferido dejar de adquirir vehículos nuevos (que también lo ha hecho, las ventas han ido cayendo en picado progresivamente) para alargar la vida de su vehículo lo máximo posible, cosa que tampoco ha sucedido. Lo que realmente ha sucedido es que la gente ha descuidado el mantenimiento de su vehículo y sólo ha acudido al taller en caso de extrema necesidad.

Uno de los factores que se han visto afectados particularmente es la venta de neumáticos. No se trata exclusivamente de que ya no se adquieran las marcas más caras en favor de otras marcas secundarias más baratas, sino que el fenómeno de adquirir neumáticos usados es cada vez más frecuente. En muchos casos puede suponer una diferencia de preico de más del 50% con respecto al precio de lo que costaría totalmente nuevo.

Internet ha sido uno de los propulsores de la compra de neumáticos usados a través de webs de compra-venta, donde se ofrecían neumáticos a un precio atractivo pero sin poder comprobar el estado del neumático más que por fuera. De hecho, éste es uno de los principales inconvenientes a la hora de adquirir un neumático de segunda mano: puede tener buen aspecto por fuera pero tener defectos estructurales en su interior.

Según Google Trends, la herramienta de Google que nos permite conocer cuáles son los términos más buscados en Internet, el término “neumáticos de segunda mano” ha triplicado sus búsquedas desde el pasado año 2005.

También hay que plantearse un aspecto crucial a la hora del cambio de neumático: ¿merece la pena adquirir un neumático para luego tener que necesitar un nuevo juego de neumáticos antes de tiempo? Es decir, si este nuevo neumático nos proporcionase 20.000 km más a nuestro vehículo y uno nuevo en torno a los 50.000 km, ¿es rentable no adquirir directamente el vehículo nuevo?

Estamos hablando de que los neumáticos son uno de los elementos cruciales para nuestra seguridad y el mantenimiento del vehículo, puesto que al fin y al cabo es el único elemento que comunica el vehículo con el asfalto. De hecho, según informa un estudio realizado por RACE, en el año 2011 hubo 236 accidentes con víctimas mortales en las que los neumáticos fueron causa directa o agravaron las consecuenicas del accidente. Con los neumáticos, no se juega.

Fuente: Diario Motor