Bolsamania

MINI Cabrio y MINI Roadster. ¿Con cuál te quedas?

MINI I

MINI, como único fabricante de coches descapotables en la gama pequeña de vehículos Premium tiene una oferta interesante para éste verano. Podrás disfrutar de la carretera y de los vientos cálidos al conducir uno de éstos MINI. Se trata del Mini Cabrio y el Mini Roadster, dos vehículos que aúnan el estilo británico con unas sensaciones inmejorables de Karting.

Hace ya 20 años y tras una espera de otros 34 años hasta que se pudo ver una primera versión descapotable del Mini clásico. Hoy hace exactamente esos 20 años desde que se incorporó la versión descapotable a la oferta de la casa británica y se comenzara su producción en serie de únicamente 1.000 unidades. Con proporciones y un diseño típico de la marca, una elegancia deportiva en líneas, un mecanismo electro-hidráulico para la capota y muchos pequeños e inteligentes detalles el Mini Cabrio se ha convertido en una auténtico favorito para los fanáticos de la conducción al aire libre.

El Cabrio se mantuvo igual hasta la segunda generación del mismo y es entonces cuando el Mini Roadster vió la luz. Un coche deportivo, puro y sin duda alguna con todas las características identificativas de la empresa que también permite el disfrute de la carretera bajo una segunda perspectiva.

Dos coches con un mismo concepto pero con claras y significativas diferencias. Mientras que el Mini Cabrio está pensado con una generosidad y comodidad interior el Mini Roadster busca más la diversión al conducir que la comodidad de sus ocupantes.MINI II

El conductor del Mini Cabrio puede compartir la experiencia conductiva con hasta tres pasajeros adicionales. Si se opta por el Mini Cabrio Highgate que lleva incorporado de serie asientos de cuero “Lounge” y opcional un tablero de mandos a tono con el color de los mismos, es entonces, cuando los ocupantes del vehículo mejor se sentirán. Al contrario es el caso del Mini Roadster que ofrece asientos únicamente para dos personas.

En la capota el Mini Cabrio apunta una vez más a la comodidad y variabilidad. La capota de alta calidad textil ofrece la opción, a pulso de botón, de abrirse únicamente 40 centímetros ofreciéndo así, una funcón de techo corredizo. Aparte la capota se abre automáticamente durante la conducción en tan solo quince segundos. Estos valores solo los puede mejorar el Mini Roadster, y además de manera manual. Con solo un movimiento de manos la capota se abre y se guarda tras los asientos. Opcionalmente se puede obtener una abertura y cerramiento semiautomático de la capota, sólo se tendrá que enganchar la capota mediante los cierres a lo largo del marco de la luna delantera.

En temas de seguridad los dos coches no escatiman. Dos arcos anti-vuelco de acero pulido tras los asientos junto a un marco de luna delantera de alta estabilidad ofrecen en el Mini Roadster un habitáculo absolutamente estable. Bajo el mismo principio de seguridad esta concebido el Mini Cabrio únicamente con la diferencia que el arco anti-vuelco se encuentra detrás de los asientos traseros y se libera en caso de necesidad.

Esta aplicación de un solo arco anti-vuelco en el Mini Cabrio permite un utilización muy generosa del espacio entre maletero y asientos traseros. Es decir, con asientos traseros abatidos el Mini Cabrio obtiene un volumen de maletero de 660 litros. No obstante, sin abatir los asientos, el volumen será únicamente de 125 o 170 litros en función de que la capota esté abierta o cerrada respectivamente. En estos últimos supuestos el Mini Roadster ofrece un volumen mayor de maletero. Hasta los 240 litros.

MINI IIIEl poco peso de la capota junto a una estabilidad rigurosa de la carrocería ofrecen en ambos modelos una alta resistencia al viento a la vez que el punto de gravedad está localizado muy a ras de suelo lo que favorece la agilidad en una conducción deportiva en curvas. No obstante, el Mini Roadster da un paso más en temas resistencia aerodinámica. Sus columnas delanteras están más inclinadas y a una velocidad de los 80 kilómetros / hora se despliega el alerón activo del coche. De esta manera se optimiza el balance aerodinámico.

En cuánto a las motorizaciones lleva la delantera el Mini Cabrio. Con una oferta mayor de motores que van desde los 98 caballos hasta los 184 caballos ofrece cinco modelos. En el caso del Mini Roadster todos los modelos llevan el mismo nombre del legendario constructor de automóviles John Cooper. Siendo la oferta de cuatro modelos.

Todos los motores llevan de serie un cambio manual de seis marchas pero se puede optar por un cambio automático de seis marchas.

En definitiva, dos coches que harán dificil la elección del descapotable que queremos para éste verano.

¿En fin, y tú con cuál te quedarías?

 

Fuente: BMW Press