Bolsamania

Los 10 secretos del diseño del Audi R8

La segunda generación del Audi R8 se comercializará a partir de este verano en tres variantes: la “normal” con un motor 5.2 motor V10 con 540 CV de fuerza, 323 kmh de velocidad máxima y capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, la versión Plus, más potente y más rápida (610 CV, 330 km/h y 3,2 segundos en el “0-100”) y la eléctrica bautizada con el nombre de e-tron.

Hasta aquí los datos conocidos. A continuación los 10 secretos del diseño del Audi R8, desvelados por Heinz Hollerweger, el jefe de los ingenieros de Audi, tal y como los desveló en el evento automovilístico Audi City Lab celebrado en Milán:

  1. Los faros LED de serie que confieren al coche un look único pero que también garantizan una seguridad adicional gracias a una mayor visibilidad en condiciones de poca luz.
  2. El laser slot de carretera (opcional) que se activa a partir de los 60 km/h ofreciendo un toque futurista al superdeportivo de Ingolstadt y que duplica el alcance hasta los 600 metros.
  3. Los bajos del coche, tradicionalmente olvidados por los diseñadores, han sido pensado en pro de la aerodinámica gracias sobre todo al difusor trasero integrado, estéticamente muy bien logrado.
  4. El diseño “en ola” de los discos de freno de acero, lo cual no sólo sirve para embellecer este componente, sino también para reducir el peso del vehículo.
  5. A través de la luna trasera se puede admirar el compartimiento del motor iluminado: el V10 se convierte en una obra de arte.
  6. El habitáculo viene marcado por una línea en arco inspirada en los vehículos de competición de los años 30 que ofrece al conductor una sensación especial de protección.
  7. El panel Audi Virtual Cockpit permite al conductor obtener toda la información del vehículo resumida en una pantalla de 12,3 pulgadas.
  8. Los controles de climatización del Audi R8 tienen un aspecto “flotante” que destaca la ligereza del salpicadero, donde las salidas de aire aparecen como una reminiscencia de las tomas de aire de un coche de carreras.
  9. Su volante lleno de botones (aunque menos que los de un monoplaza de F1) es una solución práctica a la hora de concentrar todas las funciones principales en una sola ubicación.
  10. El Audi R8 e-tron (la versión eléctrica) incorpora un módulo de plástico reforzado con fibra de carbono en la parte trasera del coche, que también incluye el compartimento de equipaje. Las paredes del tanque son onduladas a fin de absorber la energía producida en caso de un impacto trasero, compensando de esta manera la menor resistencia del material debido a la menor peso.

Fotos – Audi