Bolsamania

La plaga de ladrones de retrovisores que arrasa las calles de Nueva York

En Estados Unidos ya están acostumbrados a lidiar con los ladrones de coches. Sin embargo, lo que está sucediendo en Nueva York en los últimos meses es algo nuevo: los cacos no roban coches sino que se conforman con llevarse los retrovisores exteriores de los vehículos de alta gama.

Según informa el New York Post, la “moda” de robar retrovisores se extiende como una plaga por las calles de la ciudad. La policía detalla en sus informes que las víctimas de estos robos son los propietarios de ciertos modelos de determinadas marcas como Audi, Porsche, Mercedes-Benz, Lexus y BMW, ya que muchos de ellos están equipados con espejos laterales con cámaras incorporadas cuyo precio en el mercado se sitúa entre los 1.500 y los 2.000 dólares.

El modus operandi de los ladrones de retrovisores es siempre el mismo: actúan de noche y son capaces de sustraer los retrovisores en cuestión de segundos. El botín es muy valioso, pues las piezas cobradas se venden muy bien en el mercado negro. Desguaces y talleres particulares compran la mercancía sin hacer demasiadas preguntas. Y pagan bien.

Los modelos más nuevos de las marcas antes mencionadas suelen venir equipados de serie con cámaras conectadas a sus espejos laterales (están incluidas en el sistema de asistente de estacionamiento). Son un dispositivo muy práctico, pero también muy caro, por eso está llamando la atención de los ladrones.

No nos engañemos: es sólo cuestión de tiempo que esta “moda” acabe llegando a nuestro país. SI tienes un vehículo equipado con este tipo retrovisores, mejor que duerma seguro en un garaje bien vigilado.

Fotos – New York Post