Bolsamania

La DGT contra los “kilómetros inútiles”

fotonoticia_20130520173132_500

La Dirección General de Tráfico (DGT) cambia de estrategia, o mejor dicho, la amplía. Ahora, además de sus campañas para concienciar sobre el consumo de alcohol o drogas al volante, a través de su directora general, María Seguí, insta a los conductores a evitar conducir “kilómetros inútiles” y a sustituir el coche por otros modelos alternativos de desplazamiento.

Así que ya tenemos un nuevo concepto sobre la mesa: los “kilómetros inútiles”.  Los lectores me perdonarán el tono de desconfianza pero es que ya estamos un poco escarmentados de tantas ocurrencias de las instituciones públicas.

Fue durante la presentación del estudio “Mortalidad de jóvenes en accidentes de tráfico”, elaborado por el director general del Instituto de Seguridad Vial de Fundación Mapfre, donde la directora de la DGT aprovechó para recordar que el exceso en el número de viajes que se realizan a diario es uno de los factor de riesgo “más importantes”. Perogrullismo de manual: cuantos más viajes se hagan, más posibilidades existen de sufrir un accidente, que es lo mismo que decir que si tienes la costumbre de comer cada día es posible que un día te atragantes.

Habría que especificar también a qué se refiere exactamente la DGT con eso de “kilómetros inútiles”, porque tan importante como hacer un uso racional del coche es la libertad de los conductores para usarlo cuando y cuanto lo necesiten, que para eso ya están pagando toda clase de impuestos (circulación, matriculación, impuestos sobre carburantes, peajes, etc.)

Por otra parte, para conseguir el objetivo de reducir las escalofriantes cifras de mortalidad en accidentes de tráfico, la DGT apuesta por promover “una conducción de bajo riesgo de los conductores más inexpertos”. El sistema tiene un nombre: “conducción gradual”, para que los jóvenes pudieran incorporarse de manera escalonada a la conducción, con algunas limitaciones, como determinados horarios en los que no deben conducir o hacerlo acompañados por un conductor experto.

Fotos – Europa Press