Bolsamania

Hyundai Veloster Turbo

 Hyundai

Poco conocido, el pequeño coupé Hyundai Veloster ofrece ahora una versión revisada, y equipada con un motor de gasolina turbo de 186 caballos. La potencia del motor, asociada a la regulación de la suspensión y de la dirección optimizadas, ofrece un verdadero placer a la hora de conducirlo, mientras que la versión atmosférica no conseguía llegar a esos niveles de satisfacción.

Debajo del capó

Este Hyundai Veloster T-GDi desarrolla una potencia de 186 caballos, con 5500 rv/mn, un motor Veloster Turbo acoplado a un turbocompresor, y un sistema “Twin scroll” (una tecnología que encontramos también en los motores BMW, por ejemplo).

Resultado, el grupo motorpropulsor dispone de un par generoso de 265 Nm con unas revoluciones que van de los 1500 a 4500 rv/mn (frente a los 167 Nm a 4850 rv/mn del Veloster 140 cv), lo Hyundaique aporta incontestablemente mayor ligereza y reprise. Igualmente, la potencia aumenta, ganando 46 cv, y una velocidad punta de 214 km/h. El paso de 0 a 100 km/h se establece por su parte en sólo 8,1 segundos. En cuanto al consumo, la marca anuncia una media bastante razonable de 6,9 L/100 km, con 157 g/km de emisiones de CO2.

Un coche más rápido

El Veloster Turbo marca así su diferencia con un look más robusto, y si cabe, más atrevido. En la parte delantera, el coche presenta una estética más novedosa, más ancha, con una calandra hexagonal negra mate, con los bordes plateados, que ya anuncia las ambiciones del modelo. En la parte de abajo, encontramos dos faros antiniebla, con un diseño específico. La forma circular de estos recuerda mucho los tubos de escape.

El spoiler trasero, más ancho, juega un papel estabilizador, al tiempo que acentúa la línea del vehículo. Por su parte, el escudo trasero va acompañado de un difusor particularmente acentuado que envuelve la doble cánula de escape central. Las yantas son de aleación específica, de 18 pulgadas, con inserciones de cromo (en forma de cuchillas de afeitar), y se completan con unos neumáticos de perfil bajo, para un rendimiento más eficaz.

Foto – Autoblog