Bolsamania

Ford se lanza en la fabricación de un vehículo premium

 Ford

Ford trabaja en silencio para renovar su gama mundial. La moda está en los vehículos premium, y el fabricante americano va a proponer su propia interpretación, evitando cuidadosamente el modelo “Made in Germany” del cual Volkswagen es el símbolo.

Durante el salón de Frankfurt 2013, Ford Europa presentó un concept entorno al Mondeo, el Vignale Concept. Esta tentativa está considerada como la propuesta de un fabricante de coches para amplio público con el fin de seducir a una clientela bastante holgada. De esta forma, el Vignale es el equivalente del futuro Initiale Paris de Renault, pero todavía lejos de los DS de PSA/Peugeot-Citroën.

Este “acabado” debería permitir a Ford seducir a una clientela de alta gama, según el servicio de Marketing de la marca. Los modelos Vignale serán un 10 a 15% más caros que el resto. Este modelo debería representar un 10% de las ventas de Ford en Europa de aquí al año 2018.

La otra cantera de Ford es la marca Lincoln. Tras haber abandonado Mercury hace algunos años, el fabricante americano se concentra en su marca de lujo. Destaquemos que antes de lanzar la marca Vignale, Ford intentó importar una gama Lincoln específica para Europa. La idea fue finalmente abandonada. Ford ha contratado a Mark LaNeve, el hombre que relanzó Cadillac hace 10 años. Un signo de voluntad.

Lincoln se presenta como un coche que ofrece un lujo diferente. Ford tiene la intención de realizar un Lexus más fun y menos rígido. Sobretodo porque la filial de Toyota se está imponiendo en el sector del híbrido, una tecnología de la que Lincoln desea hacer suya en el mercado americano. Al final, el premium americano de Ford debería recuperar su nivel de la época Mercury-Lincoln, es decir con 500.000 ventas anuales. Un objetivo alcanzable según los analistas.

De aquí a 2020, el grupo Ford desea producir de 650.000 a 700.000 coches premium con el fin de sostener su crecimiento y consolidar su posición en los mercados americanos y europeos, en fuerte competencia. La apuesta es arriesgada, pero no imposible…

Foto – Revistadelmotor