Bolsamania

Ford Mustang Electric 2020 (vídeo)

Aun sabiendo que se trata de un proyecto que difícilmente podría convertirse en realidad a medio plazo, soñar es gratis. Por eso, el diseñador independiente Adán López ha querido imaginar de forma bastante acertada cómo podría ser el Ford Mustang Electric, logrando así el difícil equilibrio de un modelo sostenible que no pierda los “genes” indomables de los Mustang.

Una primera mirada es suficiente para darnos cuenta de que esta creación hipotética es un Mustang: los faros, los guardabarros musculosos y la parrilla revelan su identidad de inmediato, sin mencionar los logotipos iluminados. Las proporciones, sin embargo, se alteran significativamente, aunque por una buena razón.

Dado que ya no hay un gran V8 debajo del capó, no hace falta alargar el morro. Detrás de ese razonamiento está el capó más corto y mucho más bajo del Ford Mustang Electric.

La parte trasera se ve aún más agresiva que la delantera, con el parachoques esculpido que integra un difusor masivo e igualmente grandes conductos de aire. Es posible que las luces traseras no se parezcan mucho a las clásicas del Mustang, pero eso probablemente se haya hecho de forma intencionada. Y es que este es un diseño que pretende ser diferente a cualquier otro Mustang, pasado o presente, como se muestra en el vídeo:

En cuanto al interior, cabe destacar ambiente retro de este Mustang Electric a pesar de la presencia de una pantalla masiva que combina el panel de instrumentos con la pantalla táctil central. El rendimiento hipotético de este prototipo es definitivamente es digno de un superdeportivo: podría pasar de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 301 km/h. Esto es posible gracias a los avances conseguidos en los últimos años en la tecnología de baterías y motores eléctricos.

Fotos – Ford