Bolsamania

El final de Bertone

Bertone

Nuevo triste período para el coche italiano, que después de la muerte de Gianni Lancia, hace algunos días, ve ahora cómo uno de los fabricantes más antiguos y reputados, se retira de la escena.

En dificultades desde hace muchos años, al igual que los otros grandes fabricantes italianos, Bertone iba sobreviviendo desde el año 2007. Desde entonces, la empresa intentaba vivir con algunos contratos, con algunos concepts cars y sobre todo vendiendo las “joyas de la familia”, como la fábrica de Grugliasco, una gran parte de la colección de la empresa y otros bienes.

Desde hace algunos años, la empresa intentó centrarse en el diseño del vehículo, pero sin éxito, a parte de algunos bonitos proyectos que luego no tuvieron continuidad. Desde comienzos de la primavera de 2014, la empresa está en quiebra, esperando a alguien que se hiciera cargo de ella, pero no se presentó ninguna oferta.

Ninguna oferta creíble llegó a consolidarse, terminando por hacer quiebra definitiva. Los casi 30 millones de deudas de la empresa han asustado a los posibles nuevos inversores que esperaban una vuelta a la inversión rápida, lo que no es el caso con este tipo de empresa que trabaja con el medio y largo plazo. En pocas semanas o pocos meses, los activos de la empresa serán vendidos, con el fin de cubrir una parte de la deuda.

La empresa creada por Giovanni Bertone, a quien debemos el Alfa Romeo 6C 2300 1934, el Siata Amica, el Alfa Romeo 1900 Sport Spider, los Alfa Romeo BAT-7 y 9, el NSU Prinz Coupé, el ISO Rivolta, el Fiat Dino Coupé, el Miura y decenas de otras maravillas, entre ahora en el panteón de la historia del coche, y ciertamente es una pena…

Foto – Gadgetfreak