Bolsamania

De Dion Bouton, coches de leyenda

MHV_De-Dion-Bouton_Landaulet_1908_01

Hoy viajamos a los inicios de la historia del automóvil moderno, al descubrimiento de uno de los primeros y legendarios fabricantes europeos: De Dion Bouton, que en el año 1900 era nada más y nada menos que el mayor fabricante de coches del mundo.

La compañía fue fundada en la ciudad de Puteaux en el año 1883 por un aristócrata, Jules-Albert de Dion y un diseñador de juguetes mecánicos, Georges Bouton.

de_dion-bouton_posterSus primeros vehículos, de los que todavía se conservan algunos en varios museos de Europa, eran tan rudimentarios como encantadores: con tres ruedas e impulsados por motores de vapor. Pero pronto empezaron a montar motores de gasolina, dando lugar a uno de los primeros éxitos de la marca: el pequeño Vis-à-vis, el primer automóvil fabricado en serie: 2.970 unidades entre 1899 y 1902.

Sí, hoy nadie recuerda que De Dion Bouton era el número uno en aquellos años, cuando incluso proveía de motores a marcas como Delage, Peugeot y Renault.

El segundo gran éxito de la compañía llegó en 1902, cuando salieron al mercado los populares K1 (biplaza con motor delantero de 6 CV) y K2 (cuatro plazas y 8 CV de potencia). Para entonces, la marca francesa se había convertido en sinónimo de glamour y modernidad en todo el mundo.

La edad de oro de De Dion Bouton se acaba con el crack de 1929 y la crisis económica. La compañía se ve obligada a rediseñar su estructura y su estrategia. Se olvida de los automóviles y se dedica a fabricar autobuses y bicicletas hasta su desaparición en 1968.

El coche en funcionamiento más viejo del mundo

3-antiguo-ok--644x362Un nombre largo para una historia larga: De Dion Bouton Et Trapardoux Dos-A-Dos Runabout, así se llama el coche más viejo del mundo que sigue aun funcionando, aunque para ello hace falta esperar 45 minutos para que se genere el vapor necesario.

Este coche posee el honor de ser el primero en ganar la primera carrera en la historia del automóvil (para ser exactos, fue el único participante que logró llegar a meta) rodando entre Pont de Neuilly y París a una velocidad endiablada de 25,9 km/h de media.

Apodado “La Marquise”, fue vendido en subasta a principios de este año en Estados Unidos por la mareante cifra de 4,62 millones de dólares. Es el precio de la historia.

Fotos – Wikipedia