Bolsamania

Consejos para mantener la seguridad dentro del coche

 Seguridad

Vuestra seguridad depende también de vuestras aptitudes a la hora de reaccionar rápidamente y correctamente frente a lo inesperado. De ahí, entre otras cosas, la importancia de una correcta posición ante el volante. En lo que concierne a la distancia con relación al pedalier, debéis poder pisar el pedal del embrague a fondo, manteniendo la pierna ligeramente flexionada.

Cuando la pierna izquierda no se utiliza, se recomienda dejarla en reposo firme a la izquierda de los pedales. De esta forma, disponéis de un buen punto de apoyo garantizando una correcta postura, incluso en presencia de movimientos violentos de vehículo. Esto, a su vez, os permitirá un mejor control del vehículo.

La posición del respaldo debe ser tal que si extendéis los brazos al máximo por encima del volante, las palmas reposen sobre su yanta. Demasiado cerca del volante, vuestros brazos “encogidos” no pueden ejecutar los movimientos rápidos que a veces son necesarios en situaciones críticas. Demasiado lejos del volante, es imposible manipular correctamente en una situación parecida sin despegar la espalda del respaldo, con el inconveniente que esto representa.

SeguridadSi vuestro coche está equipado con un airbag del lado del copiloto, es obligatorio desactivarlo por el concesionario antes de instalar la silla del bebé -la espalda hacia la parte delantera del vehículo- sobre el asiento del copiloto. Recomendamos en todo caso colocar a los niños pequeños en la parte de atrás del coche.

El calor que hace en el interior del coche puede ser también la causa de algún accidente. En efecto, se esta atmósfera agradable se combina con el cansancio y la ausencia de estímulos exteriores (por ejemplo cuando se conduce de noche), la atención del conductor baja y la somnolencia puede hacer mella… con las consecuencias que podemos imaginarnos.

El aire viciado se escapa por los canales de ventilación, por eso es importante que estén despejados. Para la utilización más eficaz posible del sistema de ventilación (y de calefacción), consultar las instrucciones que ofrece el fabricante y “jugar” con el sistema previamente para familiarizaros con sus múltiples posibilidades (algunas de ellas desconocidas para la mayoría de los conductores).