Bolsamania

Button: “No odio correr con McLaren”

Aunque parezca increíble, en McLaren sigue estando encendida la llama de la esperanza. El equipo británico está siendo una de las grandes decepciones de la temporada: Jenson Button suma tan sólo 33 puntos y Sergio Pérez 13, números que se antojan irrisorios para dos pilotos de su envergadura. Es más, el mexicano ha protagonizado varios incidentes en el presente curso deportivo, todos ellos debido a su conducción temeraria, fruto precisamente de no estar jugándose nada. En este sentido, son muchos los expertos los que ya aconsejan a la histórica escudería que se centre en la próxima campaña y que termine de la manera más digna esta.

button

A pesar de la situación, Jenson Button se mantiene optimista y compara la situación de McLaren con la vivida recientemente: “El Campeonato está definitivamente lejos de nuestro alcance, y cosechar una victoria este año será difícil, a no ser que haya un milagro. Quedan diez carreras por disputarse, y hace justamente diez Grandes Premios me llevé la victoria, por lo que creo que la situación aún podría resolverse. Esto ya se produjo el año pasado, cuando Lewis y yo fuimos octavo y décimo en Silverstone. Posteriormente, quedé segundo en Alemania, Lewis ganó en Hungría y yo lo hice en Spa y luego él volvió a ganar en Italia. Con una evolución en el coche se puede marcar la diferencia. Todavía no es el caso, pero podría suceder“. La verdad es que no deja de ser curioso el contraste entre Jenson y Lewis. Al segundo se le echó en cara su decisión de fichar por Mercedes y parece que el tiempo le ha dado la razón.

Desde mi punto de vista, Button es uno de esos pilotos necesarios en la parrilla. Su campeonato de 2009 no queda tan lejos y lo mejor para el espectáculo sería que volviera por sus fueros, aunque fuera de manera eventual. “Sigo apreciando cada momento que paso en una reunión técnica, y sigo emocionándome al volante. No odio rodar para este equipo ni lo que yo hago. Me encanta pasar tiempo con el equipo y trabajar con él para tratar de mejorar el monoplaza para que sea más competitivo. Es fácil ponerse al volante de un coche ganador, es lo más fácil del mundo para un piloto de F1. Pero trabajar con el equipo cuando atraviesa momentos complicados es algo más delicado. Se necesita experiencia para hacer esto. Obviamente, estaría contento si estuviera delante, ya que quiero llevarme victorias. Pero solamente hay un ganador y, de momento, eso no nos preocupa. Solo nos queda seguir trabajando a toda velocidad“, sentenció.