Publicidad

Deducciones que podemos aplicar en el IRPF 2012

doble imposicion irpfLa  declaración de la renta 2012 marca el momento de ajustar cuentas con Hacienda por nuestras ganancias e inversiones del año pasado. Para ahorrar al máximo en el IRPF 2012 no hay nada como conocer las deducciones que podremos practicar a la hora de rellenar la renta

A la hora de hablar de deducciones en el IRPF podemos distinguir entre dos tipos. La primera se refiere a las que se aplican en todo el Estado, a excepción de las autonomías con las competencias fiscales transferidas, mientras que las segundas son propias de cada Comunidad Autónoma. En este sentido, cada región dispone de libertad para primer en el IRPF determinadas inversiones o actos, como el de tener hijos o alquilar vivienda, por poner dos ejemplos.

En este sentido, vamos a comenzar con un repaso a las deducciones de la renta 2012 que afectan a todo el país para después bajar a las que tienen carácter autonómico.

Deducciones generales

Deducción por adquisición de vivienda habitual

Desgravar por la compra de vivienda es una de las fórmulas más habituales para ahorrar en la declaración de la renta. Quienes compraron su casa en 2012 o en años anteriores podrán disfrutar de una deducción del 15% sobre las cantidades aportadas por la compra de la vivienda sobre una base máxima de 9.020 euros, lo que a efectos prácticos sitúa la cuantía a deducir en 1.350 euros.

La renta 2012 incluye una novedad al eliminar la compensación fiscal por adquisición de vivienda habitua con anterioridad al 20 de enero de 2006 utilizando financiación ajena.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Una deducción en línea con la de compra de vivienda, pero que se articula de forma algo diferente en torno a un primer tramo estatal, aplicable en todo el Estado y un segundo autonómico.

El tramo estatal establece una deducción del 10,05% de las cantidades pagadas en concepto de alquiler de vivienda habitual siempre que la base imponible sea inferior a 24.100 euros. El impuesto está configurado de forma regresiva y sólo las rentas inferiores a 12.000 euros podrán aplicar la base de deducción máxima de 9.015 euros. A partir de ahí esta cantidad irá menguando hasta eliminarse en los mencionados 24.020 euros.

La segunda parte de la deducción es autonómica y como su propio nombre indica, depende de cada región.

Deducción por rehabilitación de la vivienda habitual

Quienes hayan reformado la vivienda en 2012 también podrán deducir, siempre que esta esté relacionada con la mejora d la eficiencia energética, la higiene, salud y protección del medio ambiente, la utilización de energías renovables, la seguridad y la estanqueidad, y en particular la sustitución de las instalaciones de electricidad, agua, gas u otros suministros, o favorezcan la accesibilidad al edificio o las viviendas, en los términos previstos en el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre , por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 , así como por las obras de instalación de infraestructuras de telecomunicación realizadas durante dicho período que permitan el acceso a Internet y a servicios de televisión digital en la vivienda habitual del contribuyente.

En cualquier caso la base imponible del contribuyente nunca podrá superar los 71.007.2 euros, aunque para beneficiarse del límite máximo de 6.750 euros anuales deberemos contar con una base inferior a 53.007.2 euros. A partir de esa cifra las cantidades sobre los que aplicar la deducción del 20% irán descendiendo a razón de 6.750 – 0,2 x (Base Imponible – 53.007,20).

Deducciones por donativos

Donar dinero, además de ser una buena obra, también permite acceder a  deducciones en la renta 2012. Con carácter general se puede deducir el 10%, 20% o 30% de las cantidades aportadas a entidades sin ánimo de lucro, actividades de mecenazgo y otras donaciones contempladas por entidades autorizadas por la ley. El porcentaje a aplicar dependerá del tipo de organización y su actividad. Conviene aclara que se puede deducir no sólo las aportaciones extraordinarias, sino también las cuotas que se pagan como socio, así como por las aportaciones no dinerarias. En cualquier caso el porcentaje de deducción está limitado al 10% de la base liquidable con carácter general y al 15% para determinadas actividades y programas prioritarios de mecenazgo.

Deducción por actuaciones para la protección del Patrimonio Histórico Español y el Patrimonio Mundial

Permite acogerse a una deducción del 15% de las inversiones o gastos para la adquisición de bienes del Patrimonio Histórico España que estuviesen fuera de nuestras fronteras, conservación, reparación, restauración, difusión y exposición de los bienes de su propiedad que estén declarados de interés cultural y la rehabilitación de edificios. La deducción no podrá superar el 10% de la base liquidable.

Deducción por nacimiento de hijos y madres trabajadoras

Se trata de una deducción de 1.200 que puede aplicarse en el IRPF o cobrarse de forma adelantada a razón de 100 euros mensuales. Se extiende hata los primeros 36 meses de vida del bebé siempre y cuando los progenitores trabajen por cuenta ajena.

No hay que olvidarse de los planes de pensiones, que no dan lugar a una deducción pero sí permite reducir de la base imponible general. La cantidad concreta dependerá de la edad del contribuyente de forma que los menores de 50 años podrán deducir la menor de las siguientes cantidades: 10.000 euros (aportación máxima que pueden realizar) o el 30% de sus ingresos; y los mayores de 50 años podrán deducir la menor de las siguientes cantidades: 12.500 euros o el 50% de sus ingresos.

Deducciones autonómicas

A las deducciones generales después hay que sumar las deducciones autonómicas, pues que cada comunidad cuenta con sus propias deducciones y criterios que deben cumplir los contribuyentes para beneficiarse de ellas. Por fortuna, hay algunas que se repiten en su tipología, si bien las cuantías y porcentajes sí que varían de una región a otra.

Deducción por nacimiento y adopción de hijos

Es una de las más repetidas y consiste en una cantidad que se puede deducir por convertirnos en padres o adoptar. La cuantía depende de cada comunidad y del número de hijos que se tengan, así como de si se trata de un sólo niño o de gemelos o mellizos. Algunas Comunidades establecen también límites en función de la renta del contribuyente.

Deducción por alquiler de vivienda

Las cuantías varían en cada región, así como las rentas máximas que puede tener el contribuyente para beneficiarse de esta ayuda. También cambia la edad de los beneficiarios, aunque en la mayoría de los casos el límite son los 35 años.

Fomento del autoempleo

Esta es también otra deducción bastante extendida. Básicamente propone deducciones para quienes opten por emprender haciéndose autónomos.

Y para terminar, un vídeo explicativo sobre quienes están obligados a presentar la declaración:

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...