Publicidad

Cómo elegir la ropa para la entrevista de trabajo

El aspecto y la impresión visual que causamos al entrevistador es fundamental para conseguir el trabajo deseado. Por ello, debemos recopilar cierta información acerca de la empresa, que nos revele si debemos utilizar algún tipo de vestimenta en concreto para realizar la entrevista, de forma que logremos desenvolvernos con mayor facilidad ante la persona que nos está entrevistando.

COMO VESTIRSE ENTREVISTA DE TRABAJO

Para empezar, es necesario tener claro que no debemos utilizar ropa demasiado formal, pero tampoco demasiado informal, ninguno de estos extremos es bueno. Lo ideal es acudir a la entrevista de trabajo con ropa cómoda y con la que consigamos causar una buena impresión, sin salir demasiado de nuestra zona de confort.

Lo que es innegable es que la ropa excesivamente llamativa no va a ayudarnos a causar la buena impresión que nos interesa. Para acudir a una entrevista de trabajo lo mejor es hacer uso de prendas con colores neutros, que no destaquen demasiado, por lo que tampoco es recomendable utilizar prendas que dispongan de estampados, frases o dibujos en ellas.

En cuanto a nuestra propia imagen, lo mejor es acudir a la entrevista de trabajo con el mejor aspecto posible. Es decir, si tenemos barba, esta debe encontrarse bien recortada y cuidada, o directamente afeitada del todo. Tanto para hombres como para mujeres es recomendable evitar el uso de perfumes demasiado sobrecargados.

Aunque normalmente suelen pasar bastante desapercibidos, los zapatos que utilizamos también son una parte fundamental del vestuario. En este sentido, podemos aplicar la misma norma que para las prendas de ropa. En definitiva, se trata de recurrir a un tipo de calzado cómodo, que no sea demasiado formal pero tampoco lo contrario. Por lo tanto, lo mejor es recurrir a un zapato cerrado que tenga un buen aspecto y nos aporte comodidad durante toda la entrevista.

A nuestro vestuario podemos añadir ciertos complementos que le den un toque personal y formal a nuestro aspecto, siempre y cuando no nos excedamos. Por ejemplo, podemos utilizar relojes o cinturones que nos aporten un aspecto mucho más profesional o más sobrio, dependiendo del tipo de entrevista al que nos presentemos y la imagen que queramos transmitir al entrevistador. El uso de joyas no debe ser excesivo, de manera que aporten un toque ligeramente distintivo a nuestra imagen, sin llamar la atención más de lo debido.

Siguiendo con las claves para mantener un buen aspecto y dar la imagen adecuada en nuestra entrevista de trabajo, el pelo resulta otro de los factores fundamentales a tener en cuenta. Tanto para hombres como mujeres, es necesario llevar el pelo bien cuidado a la entrevista de trabajo, ya que acudir mal peinados aportará una imagen descuidada que no queremos reflejar. De esta manera, lo más adecuado es acudir a la peluquería días antes de realizar la entrevista, es una de las mejores decisiones que podemos tomar.

En definitiva, se trata de lograr un equilibrio perfecto entre la imagen de profesionalidad que queremos dar a la empresa a la que deseamos pertenecer, sin necesidad de abandonar nuestra esencia ni la comodidad, ya que necesarias para realizar la entrevista de trabajo con éxito.

Publicidad