Publicidad
Publicidad

Como armar un Curriculum Vitae

 

El Currículum Vitae es un documento de presentación que te permitirá acceder a un trabajo, una beca de estudio o una práctica profesional (pasantía).

 Allí se debe mostrar tu experiencia laboral, tu formación académica, tus intereses profesionales y tus aptitudes generales para desempeñar determinado cargo.

 La función del currículum es la de presentarte ante una oferta laboral.

 Una vez que lográs ser llamado para una entrevista, el objetivo del CV está cumplido.

 Qué cosas tener en cuenta

 Un currículum va a llamar la atención no sólo por el contenido y la forma como está estructurado, sino también por la ortografía, la buena redacción y la prolijidad.

 Muchos confunden el hacer un currículum, con el hecho de rellenar información de todos sus estudios y trabajos, sin tener en cuenta el objetivo del puesto al cual se presentan.

 Al redactar el currículum en forma genérica, lo que sucede es que tal vez nos convoquen a  muchas entrevistas, pero no a entrevistas de calidad.

Partes de un CV

 Un currículum está compuesto por varias partes. El orden en que se coloquen estas partes te permitirá resaltar tus fortalezas y definir un perfil determinado de acuerdo al tipo de llamado o anuncio al que quieras presentarte.

 Datos personales:

 Tu nombre, número de teléfono y correo electrónico deben colocarse en una posición destacada en la parte superior de la primera página. También podés incluir otros datos, como dirección, edad, estado civil y documento de identidad, y agregar una foto actualizada.

 Objetivo:

En esta parte debés dejar claro cuál es el objetivo de tu búsqueda de trabajo y expresar el motivo por el cual te presentás al cargo.

 Datos académicos:

Los datos académicos o de formación deben colocarse en orden cronológico inverso (comenzando por tu último estudio formal). Deberás detallar las instituciones educativas a las que asististe, los títulos obtenidos y las fechas de ingreso y egreso.

 Formación y conocimientos:

 Comúnmente en esta parte se detalla otro tipo de formación y conocimientos, como: informática, idiomas y también cursos, talleres y seminarios a los que hayas asistido. Es recomendable que los cursos, talleres y seminarios que incluyas tengan alguna relación con el cargo al que te postulás o a las tareas que deberás desempeñar. Aquí también podés detallar otras capacidades específicas relacionadas con el puesto al que aspirás.

 Experiencia laboral:

 El orden aquí también debe ser cronológico inverso (comenzando por tu último empleo).

 Debés incluir las empresas y los cargos desempeñados, pero también deben detallarse las tareas realizadas y los logros obtenidos en el desempeño de esas tareas. No olvides poner las fechas de ingreso y egreso de cada empleo, así como el motivo del retiro.

 Si no tenés experiencia previa, es importante que hagas hincapié en tu interés en incorporarte a la empresa para iniciar tu experiencia laboral, destacar tus habilidades para el desempeño de las tareas del cargo y poner especial énfasis en la adecuación de tu formación para ese correcto desempeño.

Referencias laborales y personales:

 Las referencias laborales refieren a personas de contacto en aquellos lugares en los que hayas trabajado. Estos contactos deben ser personas con la jerarquía suficiente como para brindar referencias del personal de la empresa.

 Las referencias personales refieren a personas que te conocen y que pueden confirmar aspectos positivos de tu personalidad.

 Las más importantes son las referencias laborales. No incluyas más de tres referencias en cada caso. Los datos que debés colocar son: nombre, cargo, empresa y teléfono de cada uno.

 No te olvides de avisarle a tus referencias de que probablemente serán contactadas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *