Bolsamanía

V Wars: análisis del primer episodio de la nueva serie de Netflix

¿Una de las series más esperadas de Netflix es una de las últimas decepciones que nos hemos llevado de la famosa plataforma? No hay duda que V Wars, serie que cuenta con una trama de vampiros para que la había fichado, entre otros a Ian Somerhalder, era una serie a la que muchos le tenían ganas, pero tras ver el primero episodio queda cierto regusto de tristeza al comprobar que su piloto no está demasiado a la altura de lo que se podía esperar de ella.

Está claro que la figura del vampiro, en los últimos tiempos ( en parte gracias a las exitosas sagas Twilight y The Vampire Diares ) ha comenzado a perder cada vez más su aura horrible y oscura, convirtiéndose en algo completamente diferente de su esencia clásica, algo que todos hemos asumido con las últimas ficciones presentadas, pero que esperábamos que no fuera algo a lo que se recurriera en V Wars.

La serie de televisión creada por William Laurin y Glenn Davis acaba de llegar a Netflix , se centra como no en vampiros, pero va mucho más allá de todo lo que esperamos, o a lo que estamos acostumbrados, y en este caso, adquiere una forma aún más alejada de la figura clásica, casi convirtiéndose en una especie de ser humano evolucionado que quiere luchar para ganar su lugar en el mundo.

El primer episodio, no pierde el tiempo mostrándonos la causa raíz de todo; El Dr. Luther Swann , que tras un problema no identificado, es enviado a un laboratorio en el Círculo Polar Ártico donde parece haber sucedido algo extraño.

Luther llama entonces a su mejor amigo Michael Fayne y juntos descubren que se está trabajando en un nuevo patógeno potencialmente desconocido en el laboratorio desde el cual se infectan de manera bastante aleatoria. Los dos protagonistas, de vuelta en la ciudad, deciden que los revisen para ver si todo está bien y se les pone inmediatamente en cuarentena. Después de varias pruebas, los dos son liberados como si nada hubiera sucedido, pero incluso el propio Luther tienes unas cuantas dudas. Aunque todo esto sucede en los primeros minutos del episodio, la serie deja algo que desear por la falta de atención puesta en la base de su trama y la caracterización de los personajes. Sorprende como a pesar del riesgo potencial de desencadenar una epidemia global capaz de extinguir la mitad de la raza humana, todos los personajes reaccionan como si nada hubiera pasado.

La propia esposa de la protagonista, casi como si viviera en una realidad paralela, el mismo día de la liberación de su esposo decide tener una relación sexual con él, a pesar de que esta última haga presente (aunque con un tono vagamente irónico) que podría estar todavía infectado.

Por lo tanto, toda la historia empuja al espectador a hacer un gran esfuerzo con respecto a la incredulidad debido a la alta secuencia de situaciones paradójicas experimentadas por los protagonistas, especialmente cuando los elementos fantásticos no entran en juego. Una vez establecido su planteamiento, V Wars comienza cuando el mejor amigo del personaje principal, presentado sobre todo a través de una serie de estereotipos, comienza a sufrir algunos síntomas extraños (como hipersensibilidad, falta de apetito, deseo mórbido de sangre humana) que luego lo llevan a cometer varios asesinatos.

El ritmo mientras tanto no deja de ser algo que también decepciona bastante. De hecho, la serie, al menos por el momento, parece no dar el espacio adecuado para ciertos eventos; desde el precipitado principio al componente vagamente criminal de algunas situaciones, todo parece manejarse de una manera muy poco armoniosa.

Las escenas en las que vemos a una periodista investigando los brutales asesinatos de “vampiros asesinos” fantasmas carecen, al menos por ahora, de una implicación constante a nivel de la trama. Además, la falta de atención puesta en los detalles logran dar vida a algunas situaciones bastante surrealistas, como en el caso en que la reportera se cuela en lugares que son demasiado inaccesibles para ella.

Sin embargo, al pasar por alto todos estos aspectos negativos, el problema principal sigue siendo la falta casi total de originalidad. El vampiro parece ser tratado como cualquier otro monstruo, sin enfocarse en aspectos característicos o innovadores. El sentimiento general es el de estar frente a una copia desteñida de El amanecer del planeta de los simios, unida a Resident Evil , en la que se produce una auténtica (pero desangelada) lucha de clases entre los seres humanos evolucionados (vampiros) y el resto del mundo la humanidad.

Avanzando en la trama, algunas elecciones hechas por el protagonista carecen una vez más de lógica, incluido el deseo de ayudar a Michael para cubrir las huellas de un asesinato, pero luego ir a la policía al día siguiente para revelar todo. Incluso la parte final del episodio, en la que Luther se encuentra realizando un gesto extremo, parece en realidad exageradamente sometida; en esencia, lo que sea que suceda en la serie (incluso lo más dramático) no es realmente impactante.

Desafortunadamente, desde un punto de vista exclusivamente técnico, la serie presenta también problemas; incluso el espectador más desatento podrá notar cambios repentinos con respecto a la fotografía, en la que algunas escenas ambientadas en la misma ubicación aparecen con un aspecto visual diferente de las tomas anteriores, o las conexiones entre las diversas secuencias no siempre se gestionan de manera óptima.
Además, a menudo no se muestra sangre a pesar de algunos asesinatos muy violentos, síntoma una vez más de la falta de atención puesta en un piloto del todo decepcionante que nos deja con ganas de no ver mucho más.

Escrito por | 8 de diciembre de 2019 | 0 comentarios
Categorias: Critica | Etiquetas: ,
La lucha de Ian Somerhalder contra los muertos vivientes está llegando a una conclusión temprana.
Netflix ha dado a conocer el primer trailer de la serie V-Wars , drama que protagonizará Ian Somerhalder,
Ian Somerhalder pronto volverá a hundir sus dientes en el género de vampiros, cuando su
En caso de que no lo sepas, Ian Somerhalder estará en otra serie de televisión
Laura Vandervoort (Supergirl), Kyle Breitkopf (The Whispers) y Kimberly-Sue Murray (Crimson Peak) han sido elegidos

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta