¿Quién piensa todavía que los coches eléctricos son aburridos? Tal vez alguien que no conoce aún el Lucid Air, un prototipo que puede convertirse en realidad en menos