"Estamos nadando en una piscina de gasolina y subir tipos sería echar una cerilla"

Tercera edición de MarketWatch, un debate organizado por Bolsamanía y Banca March

  • El mercado tiene el apoyo de Trump, la Fed y el BCE, pero preocupa el poco volumen de las bolsas

La economía mundial seguirá creciendo sin problemas hasta, como mínimo, noviembre de 2020, momento en el que tendrán lugar las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Los mercados están ahora apoyados por Donald Trump, la Fed y el BCE, y eso tranquiliza a los gestores de fondos, que se encomiendan a la bolsa. No obstante, les preocupa que los parqués sigan subiendo con poco volumen de contratación. Se ha puesto de manifiesto en la tercera edición de MarketWatch, una mesa redonda de Bolsamanía y Banca March entre profesionales de firmas de inversión de primera fila.

"Estamos en año preelectoral y el año que viene es año electoral en Estados Unidos. Tenemos a los mercados apoyados por Trump y la Fed. Es lo que quería Trump al principio de su mandato. También están apoyados por el BCE. De esta forma”, afirma José María Ortega, director general de March Asset Management, “está garantizado que la economía seguirá creciendo al menos hasta las elecciones en EE.UU.".

El consenso de los expertos cree que el nombramiento de Christine Lagarde para suceder a Mario Draghi al frente del BCE es bueno para los mercados. Aunque la francesa no tiene un perfil clásico de banquera central, valoran positivamente otros muchos aspectos de su trayectoria profesional y de sus declaraciones recientes en foros públicos. “Tiene un perfil bastante continuista y ‘dovish’. Va a seguir apoyando al mercado, pero tiene una pequeña diferencia: su perfil está algo más politizado. Esto puede influir en el mercado y también puede que trate de influir hacia políticas fiscales más activas por parte de los gobiernos”, indica Beatriz Catalán, responsable de Gestión Activa de Ibercaja Gestión.

Pero no hay que olvidar que el ciclo alcista lleva más de diez años de vigencia y los expertos esperan para 2020 ó 2021 una corrección en las bolsas y los mercados. Ante esa tesitura, que los bancos centrales no se equivoquen con sus políticas es fundamental. "Estamos nadando en una piscina de gasolina y subir tipos sería echar una cerilla", advierte José Caturla, consejero delegado de Andbank Wealth Management España.

marketwatch3a
José María Ortega (March AM), José Caturla (Andbank WM España) y Álvaro Manteca (BBVA Banca Privada) Álberto Sánchez, Bolsamanía

Según Álvaro Manteca, responsable de Análisis y Estrategia de BBVA Banca Privada, "una bajada de tipos de 25 puntos básicos como mínimo sí vamos a tener en la Fed".

En opinión de Ignacio Perea, director de Inversiones de Tressis, "EE.UU. por sí mismo no necesita una bajada de tipos”, pero “tampoco una subida”. La bajada de tipos que espera el mercado depende más de factores externos, pero “si la Fed baja los tipos con la economía tirando, el mercado puede pensar que sus responsables saben algo que el mercado no sabe”.

"Estamos entrando en una desaceleración o recesión que no sabemos cómo de profunda va a ser y, si los bancos centrales suben tipos a destiempo, pueden meternos en una gran crisis que no sabríamos cuánto duraría y de la que ellos serían en gran parte los culpables", pone negro sobre blanco Ortega, de March. En el caso del BCE, “simplemente generar la expectativa de que puede intervenir en el caso de que sea necesario, ya es suficiente para el mercado”.

LAS HERRAMIENTAS DEL NUEVO BCE

Para Cayetano Cornet, socio fundador y cogestor de Cartesio, al nuevo BCE se le abren tres vías de actuación novedosas respecto a la era Draghi: comprar deuda corporativa bancaria, aunque “parece complicado”; no se descartan bajadas adicionales del tipo de depósito o compras abiertas de ETF de bolsa en los mercados, como está haciendo el Banco de Japón.

No obstante, este gestor considera que "cualquier política adicional de QE va a ser un fracaso como lo ha sido hasta ahora en crear inflación". Y según Manteca, de BBVA, “solo con política monetaria parece difícil que se puedan solucionar todos los problemas de crecimiento que tiene la UE”, lo que de nuevo deja la puerta abierta a las políticas fiscales.

marketwatch3b
Cayetano Cornet (Cartesio), Ignacio Perea (Tressis) y Beatriz Catalán (Ibercaja Gestión)Álberto Sánchez, Bolsamanía

LA BOLSA Y LOS RIESGOS

Entre los principales riesgos que vigilan los gestores de fondos, está el que los parqués sigan revalorizándose este año cada vez con menos volumen de contratación. "La bolsa sigue subiendo, pero hay flujos de salida que no paran. El peligro es que, con cualquier leve movimiento, haya una caída muy grande al haber poco volumen", teme Perea, de Tressis.

Un riesgo no contemplado suficiente o correctamente por los mercados son los seguros, sobre todo los que se dedican al ramo de vida. Desde el inicio de la crisis en 2008, en el sector financiero se ha puesto los ojos sobre la banca, primero en la fortaleza de su capital y en el saneamiento de sus balances y, después, en su rentabilidad. Pero la otra pata del sector también sufre con los tipos al 0% y las nuevas regulaciones. "A las aseguradoras, tardan más en salirle los problemas, pero cuando les salen, lo hacen sin remedio", asegura Caturla, de Andbank.