Publicidad

Modelo 770 y 771 de Hacienda: qué son y cómo funcionan

Los nuevos modelos 77 y 771 de Hacienda verán la luz en mayo. Su función será acelerar la recaudación de la deuda tributaria ahorrando un 25% en recargos por deudas para quienes los rellenen.

La Agencia Tributaria pondrá en marcha dos nuevos modelos en mayo con los que busca reducir la incidencia del fraude fiscal y ponérselo más fácil a los usuarios que se equivocaron en el pago de sus impuestos o no los presentaron a tiempo.

El modelo 770 y el modelo 771 de Hacienda deberían servir para aumentar el número de rectificaciones voluntarias en declaraciones con fallos. Y es que están destinados a la autoliquidación e ingreso de intereses de demora y recargos legalmente devengados para la regularización voluntaria según figuran en el artículo 252 de la Ley General Tributaria (LGT)

Requisitos para poder presentar los modelos 770 y 771

La principal condición para poder presentar los modelos 770 y 71 es que se trate de una presentación voluntaria. En otras palabras, Hacienda no puede haber sido quien inicie las acciones de rectificación ni haberte avisado del error.

Si ya estás en un proceso e inspección por parte de Hacienda, estos modelos no servirán de nada.

Qué impuestos se podrán presentar con los modelos 770 y 771

Los nuevos modelos fiscales de Hacienda sirven para rectificar impuestos que se presentan bajo la modalidad de autoliquidación, es decir, a aquellos que es el ciudadano quien liquida ante Hacienda y no los que Hacienda manda.

A efectos prácticos, esto afecta sobre todo al IRPF, el Impuesto sobre Sociedades y el IVA.

De esta forma, podrás usar el modelo 770 y el modelo 771 para rectificar la declaración de la renta si te das cuenta de que se te ha olvidado incluir un dato o has introducido mal alguna deducción. Este último es uno de los errores más habituales al hacer la declaración de la renta.

Entre las deducciones que más sorpresas dan está la deducción por maternidad, que muchas personas incluyen dos veces sin darse cuenta. La primera suele ser la que disfrutaron de forma anticipada y la segunda la que incluyen en el IRPF sin marcar que ya la cobraron a lo largo del año.

Ventajas de los modelos 770 y 771

¿Por qué presentar el modelo 770 o el modelo 771? La gran ventaja de estos modelos para el contribuyente es que le permitirán disfrutar de una reducción de 25% en los recargos por deudas.

De esta forma es posible ahorrar en recargos e intereses de demora por errores al hacer la renta, presentar el IVA o el Impuesto de Sociedades. Y es que si es Hacienda quien detecta el fallo la sanción será mucho mayor.

Cuándo se podrán presentar el modelo 770 y 771 de Hacienda

Está previsto que ambos modelos entren en vigor el 1 de mayo coincidiendo, entre otras cosas, con la campaña de la renta 2019.

A la hora de presentar ambos modelos, será necesario rellenar uno por cada concepto impositivo, hecho imponible o ejercicio que quieras regularizar y rectificar.

Cuándo presentar el modelo 770

El modelo 770 de la AEAT está reservado para la autoliquidación e ingreso de intereses de demora y recargos legalmente devengados para la regularización voluntaria.

Es decir, con este modelo lo que le dices a Hacienda es que te has equivocado en tu declaración y que el fisco ha salido perjudicado, por lo que quieres pagar los recargos e intereses de demora para regularizar la situación. Por eso mismo este modelo sólo aplica a autoliquidaciones y para casos en los que Hacienda no ha intervenido todavía.

Cuándo presentar el modelo 771

El modelo 771 es simular al anterior, pero se reserva a conceptos y ejercicios cuyo modelo original no se puede presentar en la sede electrónica de la AEAT.

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...