Publicidad
Publicidad

Qué cosas toman en cuentan en una entrevista

photo_19449_20100803

Antes de preparase para una entrevista los candidatos piensan qué busca la persona que los  evalúa. Las empresas a menudo contratan los servicios de una consultora externa para hacer sus búsquedas laborales en una primera instancia.

Como agencias externas a la empresa, se amoldan a los criterios que exige el empleador para hacer las preguntas de las entrevistas.   En una etapa de relevamiento de perfil, se definen las competencias de los postulantes a la  plaza vacante.

Para esto la empresa plantea un formulario, una entrevista estructurada, donde se trata de traducir desde los términos  subjetivos  al lenguaje de las competencias que luego buscarán en los candidatos: “A veces me dice la empresa ‘Quiero un empleado que no sea estrella’, ¿Cómo mido a uno? O ‘Quiero a alguien como Juancito que estaba antes’. Ahí preguntamos qué características tenía Juancito, qué era lo más valorado, etcétera.”, explica Leandro, psicólogo de una consultora en RRHH.

Las competencias son características que tiene el puesto que correlacionan con las del trabajador y se mide en grados (ABCD), puede ser un 100 por ciento a un 25.

  • Competencias de gestión: rasgos de personalidad: iniciativa, resultados, pensamiento estratégico en cargos altos, liderazgo, capacidad  de trabajar en grupo. No se hacen con preguntas hipotéticas sino con preguntas reales donde piden una historia verídica en que se resolvió un problema para analizar qué rasgos personales tiene y si se corresponden a la búsqueda.
  • Competencias técnicas: saber manejar programas específicos del cargo, tiene que ver con el conocimiento. Estas son más fáciles de evaluar porque se hacen en el lugar aplicando los programas.

Los consultores son los que hacen las primeras entrevistas, pero luego las próximas las hacen los encargados de Recursos Humanos de las empresas empleadoras.

Algunos consultores consensuan previamente el estilo de entrevista que tomarán (agresivo, distantes, amable) para que la  diferencia entre una entrevista y otra no sea tan chocante “Algunas veces me ha pasado que yo tengo un estilo muy amable y después llegan a la segunda base con alguien que tiene el sistema de atacarte en la entrevista y si sobrevivís a eso y otras cosas, te toman. Es un choque para el empleado”.

Como las entrevistas son subjetivas los consultores y los empleadores tienen feedbacks para alinear un perfil de búsqueda. Amén de las competencias objetivas las decisiones finales tienen un componente subjetivo por eso es tan difícil, a veces, entender por qué no hay segundas chances o por qué quedó seleccionado alguien con menos capacidades que uno.

Es imposible, entonces, tener la certeza de cómo actuar o qué responder en ante un entrevistador, pero definitivamente saber cómo manejar algunos detalles puede hacer la diferencia entre pasar a la segunda o quedarse en el intento.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *