Publicidad
Publicidad

Las fabricas de ideas a pie de calle

Hasta no hace muchos años, cuando realmente buscar trabajo no era una empresa tan difícil como la actualidad, dentro del tejido que se generaba alrededor de los emprendedores comenzaron a generalizarse determinados encuentros o fórmulas en las cuales se potenciaban las ideas orientadas precisamente hacia la iniciativa emprendedora, como un mecanismo de futuro y por supuesto de creación de trabajo.

Una situación como la actual en la que la búsqueda de empleo es el motor y objetivo principal para 6 millones de ciudadanos en nuestro país, lo cierto es que el valor de las ideas, aún siendo obviamente reconocido de manera general, ha perdido un cierto peso, y este tipo de encuentros aun manteniéndose no obtienen la relevancia del pasado reciente, sin embargo, y de manera en muchos casos espontánea, se están generando alrededor de este concepto de encuentro generador de ideas determinados marcos y foros que, en un momento como el actual resulta muy interesantes por cuanto mezcla por un lado la búsqueda de ideas inmediatas en la creación de empleo, es decir, centrándose de manera fundamental en el hecho de crear puestos de trabajo por encima incluso del hecho de la innovación, y por otro lado, en la mayoría de los casos, aportan una fuerte carga reivindicativa en lo relativo a los derechos laborales y a los movimientos dentro del panorama laboral en nuestro país.

Estas experiencias, de las cuales ya se cuentan con un buen número nuestro país y además en fase de crecimiento en cuanto a su expansión, parten de un punto de vista totalmente objetivo; las dificultades de acceso al mercado laboral en los entornos inmediatos en los que se asientan, y aquí sin duda encontramos una de las grandes diferencias con respecto a aquellas fábricas de ideas del pasado reciente en nuestro país, en este caso lo que se busca es de algún modo la respuesta inmediata a partir de la reflexión colectiva de los propios entornos, del análisis colectivo de las situaciones laborales de dichos entornos y las posibilidades y nichos a explotar con el fin de generar puestos de trabajo.

Desde luego estamos ante algo relativamente nuevo, desde este concepto tan particular de inmediato, y cuya relevancia e incidencia no es apreciable en un marco tan complejo como la actual aún, pero sin embargo, tal y como reflejaban anteriores artículos cuando hablamos de micro empleo o autoempleo, parece más que interesante el aglutinamiento de personas el desempleo en busca de generar corrientes orientadas cuando menos a la esperanza a través de las ideas y el análisis colectivo.

Queda desde luego por ver si nos vamos a quedar en un hecho testimonial, o en un proceso en el que este tipo de experiencias no evolucionan más allá de sus pasos iníciales, sin embargo, desde luego, el valor de las ideas aplicado a la búsqueda y creación de empleo tiene que tener necesariamente un peso específico muy importante en el futuro inmediato de nuestro país, tanto desde los propios impulsos gubernamentales como desde la base misma, en este caso los trabajadores en situación de desempleo.

Imagen 1 y 2: J Skilling  flickr creative commons //  Dell’s Official Flickr Page flickr creative commons

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *