Publicidad
Publicidad

Las entrevistas virtuales

quietplz

Las entrevistas  virtuales son aquellas que se toman a distancia, en conferencia. Las nuevas tecnologías permiten conexiones antes insospechadas que pueden contra el espacio y el tiempo. Para los teletrabajos, las becas o los trabajos en el exterior, ya no es necesario que los candidatos y los empleadores vivan en al misma zona, incluso en el mismo país.  

Existen ferias de empleo completas de forma virtual.  Se recomienda lo mismo que en las citas convencionales: puntualidad, buena aspecto y trato, pero también se agregan otros tips propios de esta modalidad.

Las entrevistas son nuestra posibilidad de darnos a conocer y tener la atención de la empresa que queremos  por un tiempo limitado. Todo lo que hagamos tiene que procurar convencer rápido y no interrumpir ese espacio que nos es concedido. Para eso, cuando está la tecnología de por medio, se pueden tener ciertos recaudos:

– Una buena conexión a internet que asegure que no va  a cortarse.

– Un bloc de notas abierto con links a blogs de presentación, enlaces a dossiers, demos, traillers. La idea es copiar y pegar inmediatamente sin tardar en escribir. 

– Un buen equipo de sonido y video para evitar interferencias.

– Como en las entrevistas tet a tet apagar el teléfono y cualquier alarma que pueda interrumpir.

– Buscar un lugar cómodo, libre de ruidos (radios, secarropas, taladros, martillazos).

– Si no es dentro de un lugar representativo del tema de la entrevista (una biblioteca si es un bibliotecario, un estudio si es un productor, una sala de grabación si es músico, un despacho para abogados)  la sala debe ser  lo más neutra posible, que no pueda diferenciarse si es una habitación, una oficina o un lavadero.

Cuidado con el eco de lugares cerrados, puede dar la sensación de estar adentro de una lata. En ese caso una alfombra o cortinas absorben el sonido.

– No distraerse con el entorno. No mirar para otro lado que no sea la cámara o la imagen del entrevistador y no tener objetos alrededor que puedan llamar la atención del interlocutor (una ventana detrás, un televisor, gente pasando).

Una entrevista virtual es una solución práctica para la distancia, pero no deja de ser una primera impresión para un empleador. Debe ser lo mas natural posible, como si fuese en vivo y en directo. Por sobre todas las cosas se debe sonreir, porque la calidez también se puede transmitir por la pantalla.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *